Buscar

China y EE UU se enfrentan de nuevo luego de que Canadá detuviera a la directora financiera de Huawei

La hija del fundador de la empresa, Meng Wanzhou, fue detenida por las autoridades canadienses por supuestamente haber violado las sanciones contra Irán. La detención no le ha caído muy bien al gigante asiático y esto amenaza con convertirse en un incidente de escalas internacionales llegando a afectar el reciente pacto entre Washington y Pekín.

China y EE UU se enfrentan de nuevo luego de que Canadá detuviera a la directora financiera de Huawei
Huawei, empresa. / Miami Opinion.
Huawei, empresa. / Miami Opinion.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

Canadá ha anunciado que el pasado 1 de diciembre detuvo a Meng Wanzhou, directora financiera de la marca de móviles y equipos de telecomunicaciones Huawei e hija del fundador y director de la empresa china. La empresaria fue detenida en Vancouver por supuestamente haber violado las sanciones de EE UU contra Irán. Dicho arresto promete convertirse en un incidente internacional gracias a las quejas del Gobierno chino, que ha exigido su liberación inmediata y amenaza con poner en peligro la reciente tregua entre Washington y Pekín que recientemente acordaron para continuar con la guerra económica y poder llegar a un acuerdo mutuo.

EE UU ya solicitó la extradición de Meng, sin embargo, los detalles del caso se mantienen en secreto por orden judicial. The Globe and Mail, asegura que la detención está vinculada a una supuesta violación de las sanciones contra Teherán. Al parecer, la empresa china pudo enviar productos elaborados en suelo estadounidense a Irán, rompiendo con una de las normativas vigentes de exportación que lo impiden. El pasado abril, The Wall Street Journal ya había informado que el Departamento de Justicia de EE UU había abierto un proceso sobre el asunto. La detención de la empresaria se produjo el mismo día en que Donald Trump y el presidente chino, Xi Jinping, llegaron a un acuerdo en Buenos Aires.

Desde hace unos meses, distintos Gobiernos, entre ellos el de EE UU, han manifestado su preocupación por la información que Pekín obtiene a través de los productos y servicios de Huawei. La empresa ha negado que ellos faciliten cualquier tipo de información al régimen chino, por lo que se han preocupado por alejarse de autoridades o empresas afines al Gobierno de China. La empresa es uno de los proveedores de equipos de telecomunicaciones más grandes del mundo y se ha encargado de obtener éxito fuera de su país.

Un comunicado de la empresa, señala que la empresaria fue arrestada cuando hacía escala en el aeropuerto de Vancouver. “La compañía recibió muy poca información sobre los cargos y no tenía conocimiento de delito alguno por parte de la señora Meng. Huawei confía en que los sistemas de justicia de Canadá y Estados Unidos llegarán a una conclusión justa”, expresa el texto.

La Embajada china en Ottawa también se pronunció sobre el asunto solicitando que tanto las autoridades canadienses como estadounidenses rectifiquen y liberen a Meng. “Seguiremos de cerca el desarrollo de este problema y tomaremos todas las medidas necesarias para proteger los derechos e intereses legítimos de los ciudadanos chinos”, añade el mensaje. Además expresan que la ejecutiva "ha sido arrestada sin que haya violado ninguna ley estadounidense o canadiense".

Wanzhou nació en 1972 y se convirtió en la directora financiera de Huawei desde 2011 y es la vicepresidenta de su consejo de administración. Es la hija mayor de Ren Zhengfei, el ingeniero que fundó la empresa en 1987 y que siempre se ha mantenido en un discreto segundo plano. La empresa se ha mantenido en lo más alto los últimos años, siendo un símbolo de emprendimiento e influencia en el sector tecnológico en su país, pero fue de él, le afecta demasiado su cercanía con el Partido Comunista chino.

Este caso es similar al que envolvió a la tecnológica china ZTE, que fue parte de una investigación en EE UU, luego de haber vendido tecnología a Irán y Corea del Norte. El Departamento de Comercio incluso llegó a prohibir a la empresa comprar componentes fabricados en suelo estadounidense, una cuestión que afectó terriblemente a la empresa.

Pero el caso de Huawei puede ser peor debido a que con ZTE jamás detuvieron a nadie, y en esta ocasión no solo detienen a alguien, sino a uno de sus más altos directivos e hija del dueño. @mundiario