Buscar

MUNDIARIO

China anuncia que importará más servicios para “impulsar la recuperación económica global”

Pekín quiere desplazar a Washington como líder mundial al expandir sus industrias tecnológicas en detrimento de las transnacionales energéticas e industriales de Estados Unidos.
China anuncia que importará más servicios para “impulsar la recuperación económica global”
El presidente de China, Xi Jinping / CGTN.com
El presidente de China, Xi Jinping / CGTN.com

La segunda potencia que controla la compleja arquitectura de la economía mundial, aunque con mayor influencia desde el hemisferio oriental y una marcada presencia en Occidente, no está resignada a perder su estatus como eje transversal de las economías de América del Sur, Asia y el epicentro del Medio Oriente. Sin duda, su influencia en el planeta es histórica, generacional y expansiva, sobre todo en el camino hacia la inminente nueva era post-pandemia.

Y es que “China importará más servicios de alta calidad desde otros países y facilitará el acceso de empresas extranjeras de este sector al mercado chino para promover una pronta recuperación de la economía global”, aseguró hoy el presidente del país asiático, Xi Jinping.

Esto implica que la segunda economía más grande del mundo, cuyo producto interno bruto supera los 13,6 billones de dólares, aplicará una estrategia basada en generar empleos a nivel interno para así captar capitales externos que puedan estimular el crecimiento de las empresas de servicios chinas, atraer empresas extranjeras, crear nuevas inversiones y reatroalimentar con mucha dinámica el ciclo de empleo, inversión, consumo y movilización de capitales hacia dentro y fuera de China con el objetivo apuntalar su PIB hasta los 14 billones de dólares, pues ese es su verdadero interés estratégico, dado que la economía mundial per se está estructurada por el complejo aparato industrial chino en un 25%.

Xi hizo estas promesas en un mensaje grabado que se emitió durante la sesión inaugural de la sexta edición de la Feria Internacional de Comercio de Servicios de China (CIFTIS, por sus siglas en inglés), celebrada en Pekín, el primer evento de este tipo que se lleva a cabo en el país asiático desde que comenzó la pandemia de la COVID-19.

“Una nueva ronda de revoluciones tecnológicas e industriales en estos últimos años ha incitado el auge de la tecnología digital y de la integración industrial, y ha permitido que la economía basada en servicios prospere”, dijo.

De hecho, el objetivo a largo plazo de China es convertir a la economía global en un gran entramado digital y tecnológico donde la típica economía basada en el comercio de materias primas deje de ser la norma y el nuevo paradigma se traslade hacia una economía sustentable con servicios de alta precisión mediante el uso de la tecnología y todas las herramientas digitales de procesamiento de datos para los ámbitos de las finanzas, la salud, la educación, etc.

Xi elogió el papel de algunos servicios “ampliamente utilizados durante la pandemia” como la telemedicina, las plataformas de educación en línea o el comercio electrónico transfronterizos, que, a su juicio, han garantizado la “estabilidad económica en diferentes países”.

China mira hacia un futuro con la agenda digital de su plan de desarrollo global para 2030, lo cual le permitiría exportar mucho más que capitales, sino también talento humano capacitado para modificar y renovar los sistemas de vida y bienestar en los países de América Latina, el mayor mercado del gigante asiático en Occidente.

“La cooperación abierta en el sector de los servicios será un motor para el desarrollo cada vez más importante”, agregó.

A este respecto, el líder chino pidió que el entorno de cooperación sea “inclusivo, “que la comunidad internacional se adapte a la tendencia de crecimiento inteligente impulsado por lo digital y centrado en internet”.

Pekín quiere desplazar a Washington como líder mundial al expandir sus industrias tecnológicas en detrimento de las transnacionales energéticas e industriales de Estados Unidos. @mundiario