China amenaza la supremacía de los automóviles alemanes

China podría hacer tambalear la industrial automotriz de Alemania. / RRSS
China podría hacer tambalear la industrial automotriz de Alemania. / RRSS

Pekín está utilizando la amenaza de una cuota de vehículos eléctricos para ayudar a abrirse camino en las normas antidumping en Bruselas.

China amenaza la supremacía de los automóviles alemanes

Las conversaciones sobre las ventas de automóviles entre el primer ministro chino Li Keqiang, y la canciller alemana Angela Merkel, probablemente influirán mucho en la política comercial de la Unión Europea durante los próximos años.

China, siempre maestra de las tácticas de dividir al confrontar la política comercial de la UE, ha amenazado con imponer un sistema de cuotas de automóviles que podría muy bien afectar seriamente las ventas de la industria de Alemania, alcanzando a marcas como Volkswagen, BMW, Audi, Mercedes, y Porsche.

Diplomáticos y grupos de presión de la industria ha dicho por igual que la amenaza de una acción contra los autos alemanes está íntimamente entrelazada con los intentos de la UE de redactar nuevas reglas sobre cómo evitar que China emita mercancías como metales y productos químicos en Europa por debajo del costo de producción. Si Bruselas adopta una postura más dura de lo que China quiere sobre el dumping, entonces ellos pueden utilizar la cuota de vehículos como apalancamiento contra la potencia económica de Europa para tratar de cambiar la política de la UE.

Eso sería perjudicial, ya que China es el tercer mayor mercado extranjero para automóviles fabricados en la UE, detrás de los Estados Unidos y Turquía en términos de volumen de ventas. Alrededor de un 10% de los automóviles fabricados en la UE van a China, y casi un 16% en valor. Las esperanzas están en el gobierno alemán, pensando que sus líderes logren un acuerdo de compromiso cuando se reúnan en Berlín con sus homólogos chinos. Eso conduciría a la buena voluntad diplomática antes de una cumbre UE-China en Bruselas de esta semana.

Sin embargo, un funcionario europeo advirtió que Berlín todavía tendría que esperar probablemente hasta la visita del presidente chino Xi Jinping a la cumbre del G20 en Hamburgo en julio, antes de que se confirme el acuerdo de cuotas. Xi introdujo una cuota que establece que el 8 por ciento de los autos vendidos en el mercado chino tendría que ser eléctrico a partir del próximo año. El fracaso de cualquier empresa en cumplir con la cuota significaría sanciones.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Economía

 

China amenaza la supremacía de los automóviles alemanes
Comentarios