China 2025: ¿más desarrollo social con menos crecimiento?

Portada de El regreso de China, de Albino Prada. / Mundiediciones
Portada de El regreso de China, de Albino Prada. / Mundiediciones
China forma ya parte de los 50 países que Naciones Unidas considera de nivel de desarrollo alto
China 2025: ¿más desarrollo social con menos crecimiento?

El espectacular ritmo de crecimiento de la economía de China se puede visualizar en la evolución de su cifra media por habitante de ingreso nacional. Los datos que suministra el Banco Mundial (en paridades de poder de compra y dólares internacionales actualizados) informan de una progresión desde los 990 dólares de 1990 a los 12.930 de 2015. Se habría multiplicado por más de diez veces.

Mientras tanto el conjunto de la economía mundial habría pasado de 5400 dólares a 15.000 lo que supone triplicarlo. Es obvio que China (por intenso crecimiento del PIB y por su contención de la población) habría conseguido acercarse a la cifra de ingresos medios mundiales. Este vertiginoso acercamiento lo recogemos en un primer gráfico en la serie de color azul (del 18% al 85%).

Nivel de crecimiento.

Fuente: Elaboración propia con datos de Banco Mundial y PNUD

Cuando en vez de evaluar el crecimiento económico medimos el desarrollo o bienestar social con el Índice de Desarrollo Humano (IDH) que estima Naciones Unidas observamos dos cosas (serie roja del gráfico).

En primer lugar que el nivel de partida de China en 1990 era muy positivo (casi un 84% del total mundial) en relación a su nivel de ingresos (menos del 20% del total mundial). China no producía quizás muy eficientemente la riqueza pero sin duda la distribuía de forma virtuosa (el IDH recoge esperanza de vida y nivel educativo de la población). Sin embargo, en segundo lugar, pareciera que el vertiginoso incremento de la riqueza media por habitante no se vio acompañado de una progresión tan acusada del bienestar social.

Para comprobarlo con más detalle y como quiera que con su actual nivel de ingresos y de desarrollo social China forma ya parte de los 50 países que Naciones Unidas considera de nivel de desarrollo alto (son 2300 millones de personas, de los que China aporta nada menos que 1300 millones) es útil observar la progresión de China en relación a este selecto grupo de países.

IDH de China.

Fuente: Elaboración propia con datos de PNUD

En este caso observamos que China aún no habría alcanzado el nivel medio de desarrollo de esos países, pero quizás lo más importante sea comprobar que con los datos de 2015 pareciera que en la última década China habría ralentizado su nivel de acercamiento (apenas un punto en cinco años) lo que podría estar recogiendo un uso desequilibrado de su crecimiento: muy intenso en inversión productiva para el crecimiento futuro, pero insuficiente para financiar un consumo público que garantice una sanidad y educación universales y gratuitas para toda la población.

Los datos para el año 2019 confirman que así habría sido, puesto que mientras que China ya anota un 113% del nivel de ingresos medios de esos 50 países, su IDH es apenas del 101% de esos mismos países. Con lo que en la última década habría avanzado tres puntos en desarrollo social relativo, mientras que en nivel de crecimiento lo habría hecho en el triple de puntos porcentuales en solo cinco años.

No es extraño que en el recientemente aprobado 14º Plan Quinquenal se haga un menor énfasis en el crecimiento económico y un novedoso énfasis en el desarrollo social. Para ello se define una veintena de indicadores (ver aquí) en línea con los que analizo en un reciente libro de mi autoría con el subtítulo: “Más desarrollo con menos crecimiento”.

Aunque sea una lástima, y todo un síntoma, que entre esos veinte indicadores no se incluya ninguno sobre la desigualdad social o territorial dentro de China. @mundiario


Albino Prada es investigador de ECOBAS y miembro del Consejo Científico de Attac España. Autor de los ensayos El regreso de China y Riqueza nacional y bienestar social.

China 2025: ¿más desarrollo social con menos crecimiento?
Comentarios