Cetren confirma que Renfe y Adif abandonan su lista de empresas aliadas

Nave de Renfe. / Twitter
Nave de Renfe. / Twitter

Las dos compañías se dan de baja de la patronal a raíz del escándalo surgido por la exagerada remuneración de los dos máximos directores de la misma.

Cetren confirma que Renfe y Adif abandonan su lista de empresas aliadas

Tras semanas completas de frente abierto pr la filtración de los salarios de sus dos máximos directores, la Cetren (patronal sel sector ferroviario) ha perdido a dos de sus más ilustres integrantes: Renfe y Adif. Las dos empresas se retiran a raíz del conflicto ético que surgió por la revelación de que los dos directores generales de la patronal ganaron el año pasado nada menos que 600.000 euros por administrar entre ambos una empresa que no llega ni a 25 empleados. La filtración se dio en marzo y llevó a muchos de los asociados del sector público a cargar contra sus cabecillas por el problema ético y por el hecho de que la entidad esté formada por las mismas empresas a las que certifica.

La Asociación de Acción Ferroviaria (otro nombre con el que se conoce a Cetren) lleva ya varias décadas balanceándose entre el sector público y el privado. No se trata de una empresa, sino más bien de una asociación privada "sin ánimo de lucro" formada en 1980 para promocionar y fomentar el ferrocarril como medio de transporte entre los españoles. A día de hoy la integran las principales empresas, tanto públicas como privdas, del sector: constructoras, ingenierías, material motor, señalización y electrificación, entre otras, explica El País. En su conjunto son nada menos que 70, pero también cuenta con una rama empresarial, la cual se dedica a homologar y certificar tanto productos como servicios, que hasta hace poco era tarea exclusivamente suya al ser la única entidad notificada por el Gobierno ante la Unión Europea para ello.

"No es bueno que las mismas empresas que están sacando concursos por los que compiten varias luego estén presentes al mismo tiempo en una de las partes, aunque sea con un porcentaje mínimo", cita El País a sus fuentes de Renfe. "Antes Cetren prácticamente hacía todas las certificaciones y ahora hay más compañías que certifican. Eso plantea problemas en términos éticos. Eres juez y parte al final. ¿Cómo puedes estar en la asociación?", prosigue el mismo medio.

La filtración de las nóminas y del certificado de retenciones de Manuel Puga Fernandez y Alejandro Cisneros, exdirectivo de Adif y director general adjunto, respectivamente, terminaron en la salida de las dos compañías. Los demás socios recibieron en marzo último una carta anónima que evidenciaba los "exagerados emolumentos" de la "ya de por sí inflada cúpula directiva de la asociación". De igual forma rememoraba lo controvertido del hecho de que la patronal fuera "una asociación formada por las propias empresas a las que certifica" y que tiene a Miguel Corsini, condenado por las tarjetas black, como su presidente pese a su situación.

55.000 euros de más

En esta documentación se evidenciaban ingresos extraordinarios que rondan los 25.000 y 55.000 en las nóminas de ambos directivos desde julio del año pasado. "Has recibido esta documentación para hacerte partícipe de una situación potencialmente lesiva para los intereses tanto de la asociación como de las empresas integrantes de la misma", se leía en la carta que desató la tormenta.

Las compañías que recibieron esta carta se han negado a hablar al respecto en las últimas semanas. Según fuentes de El País en marzo último, justo uos días después de que la carta fuera enviada, aseguran que en sus empresas la información se tomó como un "escándalo de corrupción" mas el "entorno ferroviario es cerrado, así que nadie va a querer arriesgar hablando sobre ello". El silencio fue roto solamente por Puga, quien el viernes confirmó que Adif y Renfe se retiraban de la patronal, mas no quiso explicar por qué. "Esta es una asociación viva. Unos entran y otro se van como en cualquier otra asociación", dijo.

Aparte de ellas, Cetren tiene otras aliadas en el sector público, como la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, Euskal Trenbide Sarea, Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya o Metro de Madrid. Acciona y Ferrovial son las constructoras más importantes que tiene entre sus filas.

De igual forma, el directivo explicó que las empresas del grupo ACS también saldrán eventualmente a raíz de la filtración, que el propio Puga ha tildado de "hackeo" y que asegura que ya fue denunciada a la Policía. Según recuerda El País, un diario digital llamado El Independiente dio a conocer recientemente que Cetren había sido víctima de un ataque virtual y que los directivos se habían comprometido a devolver la suma. No obstante, Puga relató que nadie le ha pedido nada y que hasta el momento lo único que se ha discutido con algunos asociados es “reestudiar y redefinir la fórmula de retribución variable”.

El exdirectivo de Adif asegura que la junta rectora fue la encargada de dar el visto bueno al sistema de retribución que desencadenó esos ingresos percibidos como excesivos. "Y se ha demostrado su eficacia, puesto que en 2016 Cetren obtuvo unos resultados excepcionales", comenta. El sector público ha admitido que la junta cometió un error al aprobar que la retribución fuera directamente proporcional al incremento de los beneficios, puesto que el variable no había sido alcanzado. Tan solo el año pasado, cada uno de los directivos ganó 225.000 euros extra.

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.

 

Cetren confirma que Renfe y Adif abandonan su lista de empresas aliadas
Comentarios