Buscar

MUNDIARIO

La Cepal pronostica una "profunda recesión" en América Latina por el coronavirus

La región registrará una caída del PIB en un rango de 1,8% a 4%, según un informe difundido este sábado por el organismo.
La Cepal pronostica una "profunda recesión" en América Latina por el coronavirus
La economista mexicana Alicia Bárcena, directora de la CEPAL / expansionpolitica.com
La economista mexicana Alicia Bárcena, directora de la CEPAL / expansionpolitica.com

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista venezolano especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina. @mundiario

La región más convulsa política, social y económicamente del planeta, pero que abastece a Europa y Asia de materias primas esenciales para la producción industrial, está a las puertas de un nuevo ciclo de involución económica que podría provocar un colapso parcial o total de sus sistemas políticos, en especial las naciones sudamericanas sumidas en la inflación y la recesión antes de la pandemia, como Venezuela y Argentina. 

Y es que América Latina está ante el comienzo de una "profunda recesión" debido al coronavirus, que llevará en 2020 a una caída del Producto Interno Bruto (PIB) regional de 1,8 a 4%, con una proyección de fuerte incremento de la pobreza extrema, estimó este viernes la Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe), organismo adscrito a la ONU. 

El PIB de la región se estima en unos 10 billones de dólares, pero los efectos económicos de la pandemia de Covid-19 han lastrado la productividad de los países latinoamericanos en los niveles empresarial, industrial, comercial, turístico y agropecuario, Es por ello que las exportaciones de commodities, como petróleo, gasolina, carbón, soja, níquel, acero, oro, cobre, bronce, maíz, arroz, trigo, aceites vegetales, entre muchos otros más, han caído a niveles históricos y que afectará en mayor medida a las potencias exportadoras de esos rubros en la región, como Argentina, Brasil, Chile, Perú y Venezuela, exclusivamente con su petróleo, hoy mermado por la crisis económicas inducida por el régimen de Maduro y una industria petrolera colapsada por los efectos de las sanciones de Estados Unidos contra la estatal rusa Rosneft, la estatal venezolana PDVSA y la administración financiera de Maduro. 

"Estamos ante el principio de una profunda recesión. Estamos ante la caída del crecimiento más fuerte que ha tenido la región", dijo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), un organismo técnico de las Naciones Unidas, con sede en Santiago, Chile. 

Se esperaba que la economía de América Latina creciera un 1%, pero ahora que está ralentizada y prácticamente paralizada por la caída en la demanda de China, principal comprador de las mercancías y materias primas de la región, podría generarse una debacle que se propagará tan rápido como el coronavirus en todas las cadenas de suministro de los países hasta afectar sus sistemas fiscales e incidir directamente en los mecanismos de generación de empleo y atención social a una población con tanta vulnerabilidad socioeconómica e informalidad laboral -un 50%- como lo es la sociedad latinoamericana. 

La expansión del coronavirus impactará con especial fuerza a los países latinoamericanos, que ya atravesaban un débil contexto económico tras el mediocre crecimiento registrado en 2019, de sólo 0,1%. Esto se debe a que todos los países de América del Sur, a excepción de Perú, registran déficits fiscales muy elevados y no terminan de hacer despegar sus aparatos industriales y exportadores, así como sus mecanismos de inversión por los altos índices de tensión política, inseguridad jurídica, corrupción y volatilidad económica que se vive en sus países, unos más que en otros, aunado a la precariedad del sistema educativo en América Latina de forma generalizada con sus respectivos matices. 

En este escenario, la disminución de la actividad económica entre los principales socios comerciales de la región, la caída en el valor de las materias primas y el golpe en áreas como el turismo, llevarán a la región a registrar una caída del PIB en un rango de 1,8% a 4%, según el informe de la Cepal. 

"La contracción del 1,8% considera solo los efectos en América Latina de la caída de actividad económica de China, el principal socio comercial de la región, pero si se suma el desplome de los países que integran la Unión Europea, Estados Unidos y y latinoamericanos, el impacto será mucho mayor, en un rango de 3% a 4% de contracción de la actividad", explicó Bárcena. @mundiario