CC OO marca el verano como límite para pactar la reducción de jornada laboral

Unai Sordo, de CC OO. / CC OO
Unai Sordo, de CC OO. / CC OO
Aunque los plazos se ven obstaculizados por las elecciones autonómicas y europeas, Unai Sordo destaca una voluntad negociadora por todas las partes.
CC OO marca el verano como límite para pactar la reducción de jornada laboral

El secretario general de CC OO, Unai Sordo, ha fijado el verano como horizonte para alcanzar un acuerdo sobre la reducción de la jornada laboral de 40 a 37,5 horas semanales. Este compromiso, que figura en el acuerdo de Gobierno entre el PSOE y Sumar, requiere el consenso entre empresarios, sindicatos y el Ejecutivo.

Sordo ha destacado la existencia de dos espacios de negociación: uno bilateral entre patronal y sindicatos, y otro que incluye al Ministerio de Trabajo. Aunque no hay plazos oficiales, el líder sindical ha subrayado la necesidad de determinar la viabilidad de un acuerdo tripartito antes del verano. En caso de que este no sea posible, CC OO exigirá al Gobierno que tome medidas, aunque considera que la negociación todavía tiene posibilidades.

Las elecciones autonómicas en el País Vasco y los comicios europeos en junio complican el panorama para alcanzar el acuerdo antes del verano, pero los negociadores continúan manteniendo conversaciones. Sordo ha asegurado que, aunque no se han logrado avances significativos, existe una voluntad negociadora por parte de todas las partes involucradas.

Consenso entre patronal y sindicatos

El margen para el acuerdo tripartito reside en el consenso entre patronal y sindicatos sobre cómo implementar las 37,5 horas semanales. El Gobierno también jugará un papel crucial en el diseño de esta transición, en línea con su compromiso de tenerla vigente en 2025. Sin embargo, incluso con un posible acuerdo tripartito, la reducción de jornada aún enfrentará obstáculos, ya que requerirá cambios en el Estatuto de los Trabajadores, lo que implicará la aprobación parlamentaria en un contexto legislativo complicado.

Sordo ha hecho estas declaraciones durante la presentación de un informe sobre las mejoras del empleo en España, que destaca el crecimiento de ocupaciones más cualificadas en sectores de conocimiento, productividad y valor añadido. A pesar de este avance, el secretario general ha advertido que la clave para impulsar un cambio en el modelo productivo no radica únicamente en reformas laborales, sino en una mayor inversión pública y privada, especialmente a través de los fondos europeos Next Generation.

El líder sindical ha abogado por una modificación en el régimen de incentivos laborales, enfocada en mejorar los salarios y reducir la jornada, como una estrategia para mejorar la productividad económica a largo plazo. Sin embargo, ha advertido sobre los riesgos de volver a prácticas como salarios bajos o contratación precaria, instando a evitar las viejas inercias del pasado. @mundiario

Comentarios