Buscar

MUNDIARIO

El cambio que propone Jordi Sevilla en las retribuciones de los funcionarios

Su nombramiento fue anunciado por la ministra de Administraciones Públicas, Meritxell Batet. Sevilla compatibilizará su labor en el comité de expertos con su actual cargo en el sector privado.

El cambio que propone Jordi Sevilla en las retribuciones de los funcionarios
El nuevo presidente del comité de expertos del Gobierno para reformar la Administración, Jordi Sevilla. / laSexta
El nuevo presidente del comité de expertos del Gobierno para reformar la Administración, Jordi Sevilla. / laSexta

El nuevo presidente del comité de expertos del Gobierno para reformar la Administración, Jordi Sevilla, propuso un cambio en las retribuciones de los funcionarios para que cobren en función de objetivos.

Según insistió a El Mundo, "hay que evaluar el desempeño de los funcionarios y que cobre más el que cumpla objetivos. No todos trabajan igual y, por tanto, no todos merecen lo mismo". Comentó que el Estatuto de la Función Pública que impulsó en su etapa de ministro de Administraciones Públicas hace 11 años ya deja abierta esa posibilidad que no ha llegado a desarrollarse después.

Sin embargo, admitió que es una medida que habrá que adoptar de forma paulatina y que puede haber áreas de la Administración en las que sea complejo establecer objetivos fáciles de medir a los funcionarios, pero considera que es una medida necesaria para mejorar el funcionamiento del sector público.

La ministra de Administraciones Públicas, Meritxell Batet, anunció el nombramiento de Sevilla, que compatibilizará su labor en el comité de expertos con su actual cargo en el sector privado de vicepresidente de la consultora Llorente y Cuenca.

Según recoge El Mundo, Sevilla incorporará al comité de expertos a personas del mundo económico y de la propia Administración con el objetivo de lanzar medidas que puedan adoptarse sin necesidad de nuevas leyes, que son difíciles de sacar adelante por el Gobierno por su fragilidad parlamentaria. Además, propondrá una nueva regulación de la función pública, para que la profesionalización esté asegurada a nivel de hasta, al menos, la dirección general, para evitar que los cambios de Gobierno comporten un cambio de cúpulas. @mundiario