El cambio climático afecta al turismo en España: con más calor, gastan menos

Turistas en la plaza del Obradoiro ante la Catedral de Santiago. / Mundiario
Turistas en la plaza del Obradoiro ante la Catedral de Santiago. / Mundiario
Un informe de CaixaBank Research con los datos de uso de tarjetas de crédito halla un cierto impacto del cambio climático sobre el sector.
El cambio climático afecta al turismo en España: con más calor, gastan menos

El turismo en España ha experimentado un renacimiento excepcional en 2023, marcando un hito histórico con un aumento sin precedentes en el gasto de los viajeros y una afluencia récord de visitantes internacionales. Según estimaciones gubernamentales, España podría haberse convertido en el país más visitado del mundo por primera vez, superando a Francia, un logro destacado que refleja la resiliencia del sector tras las dificultades vividas en 2020.

A pesar de estos éxitos, surge una sombra sobre el horizonte turístico: el cambio climático. Un informe de CaixaBank Research advierte que las crecientes temperaturas ya están teniendo impactos tangibles en la actividad turística, especialmente en las zonas costeras y cálidas de la península ibérica.

Utilizando datos anonimizados de transacciones con tarjetas de débito y crédito, el estudio revela un crecimiento desigual en el gasto turístico entre 2019 y 2023. Sorprendentemente, los municipios con temperaturas medias de verano inferiores a 17 grados centígrados experimentaron un aumento del 45%, superando a sus contrapartes más cálidas, donde el crecimiento se situó entre el 25% y el 35%. Este fenómeno revela una correlación negativa entre el crecimiento del gasto turístico y las altas temperaturas.

El informe también destaca la sensibilidad del gasto a las temperaturas en las localidades costeras, donde las diferencias en el aumento del gasto son más pronunciadas entre zonas frías y cálidas, alcanzando hasta 10 puntos porcentuales.

Patrones de consumo

El estudio aborda cómo las olas de calor afectan los patrones de consumo turístico. Se observa una disminución del gasto en las horas centrales del día en días extremadamente calurosos, compensado parcialmente por un aumento en las horas nocturnas. Sin embargo, este incremento no logra contrarrestar la pérdida anterior, estimada en un 0,12% por cada grado que supera la media histórica en una jornada particular.

A pesar de estos desafíos, CaixaBank Research proyecta un año prometedor para el turismo en 2024, anticipando un aumento del 2,5% en el PIB turístico real y un incremento del 7% con respecto a 2019. La llegada de más turistas, especialmente estadounidenses, se espera debido a la estabilidad percibida de España en tiempos de agitación geopolítica global. @mundiario

Comentarios