La Cámara de Comercio formará a 30.000 jóvenes y encontrará trabajo a 5.000 durante en 2017

Manos de jóvenes.
Manos de jóvenes.

Más allá de la edad, los únicos requisitos para ser beneficiario del PICE son no haber trabajado ni participado en acciones formativas el día anterior a la inscripción.

La Cámara de Comercio formará a 30.000 jóvenes y encontrará trabajo a 5.000 durante en 2017

Durante el mes de febrero, y en un acto que tuvo lugar en Barcelona, la Cámara de Comercio de España anunció dos objetivos para su Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE) durante 2017: por un lado, formar a 30.000 jóvenes con el fin de mejorar su empleabilidad; por otro, conseguir 5.000 inserciones laborales. Estas cifras ambiciosas se amoldan al plan general del proyecto, que pretende alcanzar las 80.000 altas para 2018. De esta forma, el camino ya está en buena medida recorrido: las Cámaras registraron unas 50.000 solicitudes entre enero de 2016 y febrero del presente año. Asimismo, durante ese periodo se logró que más de 1.300 jóvenes encontraran un puesto de trabajo de calidad. El PICE, que se enmarca dentro de la estrategia del Sistema Nacional de Garantía Juvenil, pretende así fomentar el acceso de los jóvenes menores de 30 años a la vida laboral activa.

Más allá de la edad, los únicos requisitos para ser beneficiario del PICE son no haber trabajado ni participado en acciones formativas el día anterior a la inscripción. Una vez formalizada esta, el usuario lleva a cabo una entrevista de orientación vocacional por la que ya han pasado unos 41.000 participantes. Se trata de un primer paso imprescindible para adaptar las sucesivas acciones educativas, no solo a la demanda empresarial, sino también a los intereses del joven. Es gracias a este diseño personalizado del programa que el PICE ha merecido el nombramiento, entre otros, de buena práctica española. Una mención concedida por la Comisión Europea durante la primera edición de la European Vocational Skills Week, celebrada el pasado mes de marzo.

Continuando con el itinerario formativo, el usuario puede disfrutar de dos planes: el de Capacitación y el de Movilidad. El segundo se pondrá en marcha durante este primer semestre del año, y alberga una serie de prácticas en empresas de países de la Unión Europea. Por su parte, el primero ha acogido ya a un gran número de beneficiaros en sus dos fases de formación: unos 21.000 han completado la troncal (idiomas, competencias digitales, habilidades para el empleo, etc.) y alrededor de 14.000 han finalizado la formación específica orientada a una profesión determinada.

Además, el PICE también favorece el autoempleo a través de encuentros y talleres para emprendedores. La meta es siempre que el joven halle un puesto de trabajo tras la conclusión de las acciones educativas. Algo que desde las Cámara de Comercio se promueve concediendo ayudas a la contratación: entre otras, una subvención de 1.500 euros por contrato a tiempo completo y con una extensión mínima de seis meses. De esta forma, en septiembre de 2016 se contabilizó que más de 2.500 empresas habían colaborado con el programa desde su inauguración. Se trata de compañías, la mayoría pequeñas y medianas, comprometidas con el empleo juvenil. Para acercar a empresarios y beneficiarios del programa, y facilitar así las prácticas y contrataciones, las Cámaras ya han acompañado a 4.000 jóvenes a las respectivas compañías.

La Cámara de Comercio formará a 30.000 jóvenes y encontrará trabajo a 5.000 durante en 2017
Comentarios