Buscar

MUNDIARIO

Calviño insiste en que la economía española crecerá en el cuarto trimestre de 2021

Desde Madrid observan la situación con una aparente tensa calma, pero el empleo no termina de recuperarse totalmente y la baja acelerada de los precios no eclipsa esa alarmante realidad socioeconómica. 
Calviño insiste en que la economía española crecerá en el cuarto trimestre de 2021
La ministra de Economía de España, Nadia Calviño / eleconomista.es
La ministra de Economía de España, Nadia Calviño / eleconomista.es

Aunque los números no favorecen los pronósticos optimistas que quiere hacer ver el Gobierno, la realidad es una muy palpable: las cuentas no dan. España está en déficit, con mucha deuda y pocos ingresos fiscales, lo que hace prácticamente imposible que haya una recuperación económica plena en 2021 tras el shock ocasionado por la pandemia de coronavirus, que agravó las fallas estructurales ya presentes en el país desde hace mucho tiempo. 

El Fondo Monetario Internacional decía que España rebotará al 7,5% de crecimiento el año que viene, pero la OCDE -el club de los 37 países más ricos del mundo- dijo este martes que la economía española será la que sufrirá la caída más dura de todos las naciones integrantes de ese organismo.


Quizás también te interese:

Por qué España tendrá la mayor caída económica de los 37 países más ricos del mundo en 2020


Aun así, este miércoles, la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, se mantiene ciegamente optimista y ha reiterado su previsión de que “la economía española crecerá en el cuarto trimestre”, pese a que varias instituciones vaticinan una contracción. El FMI no ha vuelto a pronunciarse, pero si recula en su pronóstico positivo de hace meses, el Gobierno no tendrá cómo maquillar las cifras macroeconómicas que parecen inevitables para el inicio de esta nueva década. 

Durante la presentación del presupuesto de su departamento para 2021 en el Pleno del Congreso de los Diputados, Calviño ha asegurado que “la información disponible apunta a que el impacto económico de la segunda ola de la pandemia de coronavirus está muy por debajo de la primera”.

Esto implica que desde Madrid observan la situación con una aparente tensa calma, pero el empleo no termina de recuperarse totalmente y la baja acelerada de los precios no eclipsa esa alarmante realidad socioeconómica. 

La casi inminente contracción del 11% o 12% de la economía española para el cierre de 2020 podría reducir el valor total de su producción de bienes y servicios de 1,1 a 1 billón de euros, e incluso menos, si el Ejecutivo no actúa para frenar la sangría de capitales y sanear las cuentas públicas en rojo. @mundiario