Buscar

MUNDIARIO

Calviño defiende mantener los ERTE en “los sectores que verdaderamente lo necesitan”

"Tenemos que asegurarnos de que a partir de finales de septiembre se orientan a proteger a aquellos sectores que verdaderamente lo necesitan, aquellas empresas que verdaderamente siguen necesitándolo", dijo la vicepresidenta.
Calviño defiende mantener los ERTE en “los sectores que verdaderamente lo necesitan”
La ministra de Economía española, Nadia Calviño / finanzas.es
La ministra de Economía española, Nadia Calviño / finanzas.es

Una de las principales prioridades de España en su agenda para recuperar el bienestar que la economía perdió por el estado de conmoción social marcado por el miedo al contagio y el confinamiento derivados de la pandemia de coronavirus, es implementar un mecanismo de blindaje a los empleos para que el sistema de trabajo no merme el aparato industrial y la economía nacional no se hunda aun más en la espiral de la recesión. 

Y es que la vicepresidenta tercera para Asuntos Económicos, Nadia Calviño, defendió este lunes que los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) se mantengan más allá del 30 de septiembre en los sectores y empresas "que verdaderamente lo necesitan".


Quizás también te interese:

Trabajo cambiará las bajas para que cubran a los padres de hijos en cuarentena por Covid


Esto implica que el Gobierno deberá mantener su carga fiscal en altos índices de liquidez para cubrir las remuneraciones de las nóminas de trabajadores que están insertadas en este esquema. Se trata de una política de máximo gasto fiscal para que el colapso económico no sea más grave y así poder mantener las empresas a flote mientras se gestionan las nuevas políticas de recuperación con el rescate de 140.000 millones de euros del fondo europeo de reconstrucción. 

"Tenemos que asegurarnos de que a partir de finales de septiembre se orientan a proteger a aquellos sectores que verdaderamente lo necesitan, aquellas empresas que verdaderamente siguen necesitándolo incluso en esta nueva fase económica para asegurarnos de que siguen teniendo el máximo impacto posible", declaró la economista.

La curva de la recesión se mantiene todavía en una fase negativa, pero en la medida que el Gobierno estimule el consumo con subsidios, pagos de salarios por la cobertura de los ERTE y créditos a las empresas, se incrementará la velocidad de circulación de rentas y esa curva podría aplanarse en una fase de crecimiento nulo, que es mejor que la contracción y sería el preludio de un leve repunte en el producto interno bruto (PIB), es decir, el valor monetario de la producción de toda la economía española en este año. @mundiario