Buscar

MUNDIARIO

CaixaBank y Bankia aprueban su fusión en una operación histórica para las finanzas españolas

CriteriaCaixa, entidad controlada al 100% por la Fundación Bancaria ‘la Caixa’, se mantendrá como accionista de referencia de CaixaBank con alrededor del 30% del accionariado, mientras que el FROB estatal solo alcanzará el 16,1%.
CaixaBank y Bankia aprueban su fusión en una operación histórica para las finanzas españolas
Los logos de CaixaBank y Bankia. / El Español.
Los logos de CaixaBank y Bankia. / El Español.

El sector financiero en España ha sido testigo este jueves de un hito que marcará un antes y un después en la estabilidad futura de la banca y de los flujos de capitales del país. El mayor banco doméstico español ha anunciado y confirmado una unión corporativa muy estratégica para la economía nacional. Y es que los consejos de administración de Bankia y Caixabank han aprobado su fusión para crear el mayor banco de España por activos y este viernes, 18 de septiembre, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, y el consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, presentarán ante los medios los detalles de la operación.

CriteriaCaixa, entidad controlada al 100% por la Fundación Bancaria ‘la Caixa’, se mantendrá como accionista de referencia de CaixaBank con alrededor del 30% del accionariado, mientras que el FROB estatal solo alcanzará el 16,1%.  


Quizás también te interese:

El Gobierno busca “proteger la estabilidad financiera” tras la fusión de Caixabank


Las negociaciones, que empezaron a fraguarse hace meses y que el 3 de septiembre saltaron a la palestra pública (antes de lo que hubiesen querido las entidades, según El Español), han resultado fructíferas tras muchos impasses y desacuerdos entre los miembros de las juntas directivas de ambas entidades, que debatían sobre el mecanismo de reparto más adecuado y equitativo sobre las acciones de los bancos. Al final, según El País, la fusión de CaixaBank y Bankia espera ahorrar 770 millones de euros cada año y ganar 290 millones más.

El grupo resultante creará un gigante bancario de más de 600.000 millones de euros en activos, líder en el segmento de crédito y depósitos, con una cuota de mercado que sobrepasará el 22% en España. Es decir, este poderoso titán bancario tendrá en sus manos el 5% del producto interno bruto (PIB) del país, estimado en 1,2 billones de euros. Se trata de la creación más sofisticada de la industria financiera, la cual podría estimular las rutas del crédito ante la emergencia económica y la recesión provocada por la pandemia de coronavirus.

El banco también será número uno en gestión de fondos, uno de los pilares más fuertes en la desgastada generación de ingresos del sector en los últimos años, absorbida en su totalidad por el colapso del consumo ante el shock del confinamiento, la ola de desempleo y los cierres masivos de empresas que quedaron insolventes frente a sus bancos acreedores. La integración de CaixaBank Asset Management y Bankia Fondos dará origen a una macrogestora con casi 65.500 millones de euros en activos. 

Este es un avance sorprendente que podría reducir las reservas de capital de otros poderosos bancos españoles como el Santander, dado que una fuga masiva de inversiones en esa entidad tendría como destino el nuevo ‘Caixa-Bankia Bank’, una corporación histórica para la industria financiera española.

La sede del nuevo banco estará en Valencia, con sedes operativas en Madrid y Barcelona. Los sillones del consejo están ocupados por 15 miembros, entre independientes, dominicales y los ejecutivos, que ocuparán Gonzalo Gortázar como consejero delegado de la entidad y José Ignacio Goirigolzarri, presidente ejecutivo.

Según lo acordado, el actual presidente de Bankia tendrá bajo su mando las áreas de auditoría interna, así como la secretaría general y el área de comunicación. En este sentido, los directivos de CaixaBank serán los que tengan la mayor parte de las competencias de negocio, con Gortázar como responsable de las áreas de riesgos y la relación con el Banco Central Europeo (BCE), de acuerdo con un comunicado conjunto emitido hoy por los representantes de ambas entidades. No obstante, esta decisión histórica ha generado efectos regresivos para el mercado financiero, pues la Bolsa de Valores de Madrid cerró en rojo con una caída del 0,35% del índice Ibex 35 para un total de 7.086,20 euros por acción. Se espera que las nuevas estrategias de apalancamiento del sector como reacción de toda la banca privada a esta fusión reajuste las inversiones en la bolsa española. @mundiario