Buscar

MUNDIARIO

La caída de los precios industriales se desaceleró al 3,3% en septiembre

Ahora las inversiones, los precios finales de los bienes terminados y el nivel de la inflación general estarán más contenidos y libres de cualquier volatilidad o salto explosivo del mercado a corto plazo gracias a esta moderación.
La caída de los precios industriales se desaceleró al 3,3% en septiembre
Una planta industrial de fabricación de detergentes en Sabadell, España / eleconomista.es
Una planta industrial de fabricación de detergentes en Sabadell, España / eleconomista.es

La inflación está controlada en España a pesar de la actual recesión del -12% del producto interno bruto. Sin embargo, el hecho de contener el avance de los precios en el sector industrial es muy importante en el comportamiento de los precios finales, es decir, los precios de venta al público o al consumidor.

Y es que los precios industriales continuaron moderando su caída en septiembre, cuando descendieron un 3,3% en comparación con el mismo mes de 2019, una bajada dos décimas menos intensa que la registrada en agosto (3,5%).


Quizás también te interese:

El empleo extranjero baja a niveles previos a la pandemia por el campo


Esto implica que las estructuras de costos de las mercancías e insumos industriales tiene una tendencia bajista que permitiría abaratar los costos de inversión y los costos de reposición de inventario, lo cual repercute en las competitividad de las exportaciones y en la demanda interna, pues atrae más consumidores nacionales y más compradores-cotizantes externos; un punto a favor de la economía española en este período histórico de incertidumbre.

De acuerdo con los datos publicados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), “el índice de precios industriales (IPRI), que lleva 16 meses en negativo, sumó en septiembre su cuarto mes consecutivo de moderación de la caída desde que en mayo anotara un retroceso interanual del 8,8 %”.

Por lo tanto, ahora las inversiones, los precios finales de los bienes terminados y el nivel de la inflación general estarán más contenidos y libres de cualquier volatilidad o salto explosivo del mercado a corto plazo gracias a esta moderación, que funciona como un respiro para la maltrecha economía de España, una de las más perjudicadas en Europa por el shock de la pandemia. @mundiario