Seis de cada diez familias sufren problemas relacionados con la vivienda en España

Viviendas. / RR SS
Viviendas. / RR SS

Un estudio elaborado por la organización sin ánimo de lucro Provivienda revela que la exclusión residencial en España es más amplia de lo que se pensaba.

Seis de cada diez familias sufren problemas relacionados con la vivienda en España

La organización sin ánimo de lucro Provivienda ha presentado este viernes un informe que arroja luz sobre la magnitud de la exclusión residencial en España. Gracias a una subvención del Ministerio de Derechos Sociales pudieron diseñar y llevar a cabo una encuesta a 1.000 hogares (con un error muestral del 3% y un margen de confianza del 95%), que han complementado con microdatos de la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV). Según este estudio, el problema es mucho más extenso de lo que se pensaba.

La Encuesta de Condiciones de Vida estima que el 42,7% de los hogares españoles enfrenta algún problema relacionado con la vivienda. Sin embargo, el nuevo informe eleva este porcentaje al 59%, lo que significa que prácticamente seis de cada diez familias experimentan dificultades relacionadas con la asequibilidad, la habitabilidad, el entorno o la inseguridad de su hogar.

Los investigadores explican este aumento al tratarse de un trabajo específicamente destinado a medir la magnitud de la exclusión residencial en el país. Según el informe, un 29,5% de las familias sufren exclusión residencial, lo que se traduce en aproximadamente 5,6 millones de familias.

El principal factor identificado es la falta de asequibilidad económica, afectando a casi 3,9 millones de hogares en España, un 20,6% del total. La exclusión por problemas de habitabilidad afecta al 5% de los hogares, la de entorno al 8%, y la de inseguridad al 4%. Además, 3,2 millones de estas familias presentan exclusión residencial severa, representando el 17,6% de todos los hogares en España.

Fallos en el sistema español

Uno de los aspectos destacados del informe es la aplicación de un modelo estadístico para detectar el riesgo de exclusión entre la población general. Según los investigadores, la vivienda está empobreciendo a muchos hogares con rentas intermedias, con un 12,4% de las familias no excluidas teniendo riesgo de caer en esta situación, equivalente a 2,3 millones de hogares.

El estudio revela que factores como la falta de ingresos, el sobreesfuerzo al pagar la vivienda y situaciones como cortes de suministro o retrasos en los pagos aumentan el riesgo de exclusión. Además, ser extranjero, vivir en un hogar monomarental o haber experimentado discriminación en el acceso a la vivienda también conllevan una probabilidad superior al 50% de sufrir exclusión residencial.

En resumen, el informe describe múltiples fallos en el sistema español de provisión de vivienda y destaca la necesidad de considerar la vivienda como un bien de primera necesidad, no exclusivamente como una mercancía. La socióloga Elena Martínez, coordinadora del informe, sugiere la introducción de nuevos agentes en el sistema que trabajen sin lucro o con un lucro limitado. @mundiario

Comentarios