Cada contribuyente español aportó de media 1.347 euros para el rescate de Grecia

Acrópolis, en Atenas.
Acrópolis, en Atenas.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, afirma categóricamente que el Gobierno español velará para recuperar –velar es una cosa y conseguir otra- los 26.000 millones que ha prestado a Grecia.

Cada contribuyente español aportó de media 1.347 euros para el rescate de Grecia

El ministro de Economía, Luis de Guindos, afirma categóricamente que el Gobierno español velará para recuperar –velar es una cosa y conseguir otra- los 26.000 millones que ha prestado a Grecia.

Esto de los números no es mi fuerte, pero conviene tener presentes algunos datos, ahora que se oyen todo tipo de voces con respecto al futuro de Grecia: que si quita, que si renegociar la deuda, etc. Los contribuyentes españoles deben saber que de nuestros bolsillos ha salido el diez por ciento de lo que deben los griegos al resto de Europa, entre 1.347 euros por barba (26.000 millones divido entre 19,3 contribuyentes). Ya en el primer rescate, largamos 6.650 millones. Luego España aportó 12,7 a los Fondos de Estabilidad Financiera, (FEEF) por lo que contribuimos a los rescates a Irlanda, Portugal y el segundo de Grecia con 23.937 millones.

A Grecia se la ha ayudado de varios modos: mediantes aportes directos de otros estados, y a través de las emisiones del FEEF. Los estados avalan la deuda que emite este fondo que se presta a los países rescatados a un plazo medio de entre 15 y 30 años y un interés de en torno al 5%. En caso de que esos préstamos no se devuelvan, son los Estados avalistas los que tiene que pagar.

El segundo fondo de salvamento, el MEDE, donde la cuota de España al es de 11,9%, y la aportación ha sido de 1.071 millones de euros. Este mecanismo también es diferente del FEEF. El fondo permanente sí funciona con capital ya desembolsado de los países integrantes y no con meros avales. Todos los estados participan, menos los afectados. España tuvo que poner 4.879 millones.

Otra fuente de financiación de los rescates es la Comisión Europea, donde la cuota española es del 10% del presupuesto, lo que nos da otros 4.850 millones. Por último, hay que contar otros 4.879 millones que es lo que representa el 1,69% de contribución de España al FMI.

O sea, que los españoles hemos puesto de uno y otro modo en torno a los 42.897 millones en total. El problema radica en que los expertos dudan de que ese dinero se pueda recuperar, al menos en su totalidad. A Grecia ya se la han ido dando facilidades: se duplicó (de 7,5 a 15 años) el plazo de devolución de 52.900 millones y se bajó el interés en 0,7 puntos (estaba inicialmente en 4,2). Y los acreedores particulares llegaron a concederle quitas incluso superiores a la mitad de la deuda. Hasta ahora, hasta cuatro ocasiones ha llegado a modificar la Eurozona las condiciones de recuperación de los préstamos al país de los helenos. ¿Qué van a pedir ahora?

De Guindos ha insistido en que la reestructuración de la deuda helena "no está encima de la mesa", pese a ser una prioridad para el nuevo Gobierno de Syriza, y que Atenas deberá cumplir sus compromisos si quiere seguir recibiendo fondos de la UE. El ministro no ha seguido el programa del nuevo presidente del Gobierno heleno.

El 83% de los más de 19,3 millones de contribuyentes españoles cobra menos de 30.000 euros al año, según los datos que maneja el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Según estos datos, el 34% de los contribuyentes (6,5 millones de personas) cobra menos de 10.000 euros al año, aunque el porcentaje se eleva al 66% si se tienen también en cuenta los ciudadanos que cobran hasta 20.000 euros (6,1 millones de personas). Pero todos pagamos. Las personas con rentas de entre 20.000 y 30.000 euros ascienden a 1,6 millones y suponen el 17% del total. Al tener en cuenta estos tres colectivos, se deduce que el 83% de los 19,3 millones de ciudadanos que pagan IRPF cobran menos de 30.000 euros cada ejercicio.

Esta es nuestra propia realidad. Nadie podrá decir que a pesar de nuestros propios problemas no somos solidarios. Pero algunos analistas auguran que podemos irnos despidiendo de recuperar nuestro dinero tal y cómo se presente el panorama de Grecia.

Cada contribuyente español aportó de media 1.347 euros para el rescate de Grecia
Comentarios