Bruselas demanda más control sobre las noticias falsas a Google y Facebook

Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea.
Jean Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea.

Jean-Claude Juncker ha sido el último en unirse a quienes demandan mayor contundencia para frenar el tránsito de mentiras por internet, algo que es ya tema de Estado global.

Bruselas demanda más control sobre las noticias falsas a Google y Facebook

Jean-Claude Juncker se ha unido a la petición global para el control de la difusión de noticias falsas por internet. El jefe de la Comision Europea se unió a otras voces mayores como las de el Papa Francisco, quien comparó este tipo de enlaces como comer heces y Hillary Clinton, quien fue víctima de varios bulos durante su campaña presidencial en Estados Unidos e incluso avisó que este tipo de noticias ponían en riesgo vidas humanas. Juncker ha pedido a empresas como Google y Facebook que implementen medidas más efectivas contra las manipulaciones. "Vamos a controlar con rigor cómo se implementan. Es algo que va en su propio interés porque la credibilidad es su activo más importante", dijo el diplomático.

El debate sobre si Europea puede hacer algo para contrarrestar estas noticias está más que abierto. Martin Schulz, presidente de la Eurocámara, puesto que dejará en enero para volver a la política de su natal Alemania, se ha mostrado partidario de que la comisión haga un esfuerzo para proteger a los afectados por este tipo de noticias. "Los legisladores deben actuar, no solo a nivel nacional, sino europeo", pidió.

Hoy en día no existe alguna ley comunitaria para frenar este tránsito. Facebook, Twitter, Youtube y Microsoft se pegaron en mayo a un código de conducta presentado por la Comisión por el que dieron su palabra de evitar la proliferación de mensajes que promovieran el odio, el racisimo y la xenofobia en la red. El tratado ha permitido que se borraran hasta 163 contenidos ofensivos en tan sólo seis semanas gracias a las denuncias presentadas por 12 ONGs que se encargan de monitorear publicaciones, con grandes diferencias entre países como Alemania y Francia, donde se han eliminado la mitad de esos contenidos denunciados, y Austria o Italia, donde los mismos casi nunca se borran. Pese a eso, la mayoría de las 600 denuncias quedan en el aire pues los distribuidores de contenidos no consideran que éstos violan las leyes.

 

Las relaciones entre Bruselas y las grandes firmas tecnológicas no abarca el problema de las noticias falsas, las cuales jugaron un papel crucial en las elecciones de Estados Unidos. "En las últimas semanas se ha demostrado que las redes sociales necesitan asumir su parte de responsabilidad en la radicalización online, la propagación de mensajes ofensivos y las noticias falsas. Las tecnológicas deberán invertir más para tener éxito", dijo la comisaria Vera Juroba a principios de mes. Ambas partes evaluarán la marcha del pacto, por lo que se espera que en las próximas revisiones adapten su texto para incluir nuevos compromisos contra las noticias falsas.

Facebook y Google ya han avisado cada quien su compromiso para luchar contra la difusión de estas noticias. Lo harán impidiendo a las páginas que las repartan recibir publicidad para asfixiarlas económicamente. Mark Zuckerberg, el creador de la red social, reveló recientemente que una organización externa se encargará de monitorear y evaluar aquellas informaciones que entren en el calificativo de falsas por varios usuarios. @hmorales_gt

 

 

 
 
 
 

 

 
 

 

Bruselas demanda más control sobre las noticias falsas a Google y Facebook
Comentarios