Buscar

MUNDIARIO

España se saturó de déficit en 2019 y llegó hasta los 2.350 millones de euros

El organismo estadístico europeo lo ha elevado hoy en casi 2.350 millones, dos décimas más, hasta el 2,82%. El PIB español es de 1,2 billones de euros (1,4 billones de dólares).
España se saturó de déficit en 2019 y llegó hasta los 2.350 millones de euros
Sede del Ministerio de Hacienda de España / mundotoday.com
Sede del Ministerio de Hacienda de España / mundotoday.com

España es el país que más recursos de su presupuesto gasta en ayudas públicas a sus ciudadanos en todo el mundo. Los tiempos de vacas gordas se acabaron, pero al parecer eso fue ignorado por el Gobierno de Pedro Sánchez incluso hasta 2019, cuando terminó de erosionar la crisis fiscal del país. Llegó una pandemia y esa tendencia fue revertida por la fuerza de los hechos, pero el agujero fiscal quedó en las cuentas públicas con una cifra y un efecto bastante traumático para una economía que, según el FMI, se contraerá casi un -8% este año.

Los números rojos acumulados por las Administraciones públicas en 2019 son aún mayores que los adelantados por el Gobierno y demuestran que el gasto público en España está desbocado. Las autonomías municipales y provinciales se han excedido en la demanda monetaria y eso obligó al Gobierno a inyectar liquidez presupuestaria sin medir el impacto que eso tendría en el flujo de cada del Estado por la caída en las exportaciones, la baja en los precios de las materias primas y la volatilidad de un mercado que empezó a debilitarse a inicios de año con las primeras fases de una epidemia que se convirtió en pandemia.

Y es que la oficina de estadísticas de la Unión Europea, la Eurostat, ha corregido este miércoles al alza el dato que el Ministerio de Hacienda difundió el pasado 31 de marzo, que situaba el déficit en el 2,64% del PIB español al cierre del año pasado. En ese momento, la cifra equivalía a 36.960 millones de euros.

Sin embargo, el organismo estadístico lo ha elevado hoy en casi 2.350 millones, dos décimas más, hasta el 2,82%, tras pedir que se revisaran algunos de los criterios aplicados para calcularla, lo que totaliza un déficit de 39.310 millones de euros. El PIB de España es de 1,2 billones de euros (1,4 billones de dólares).

Aun así, el resultado de la instantánea final poco cambia: en 2019 el desfase entre ingresos y gastos aumentó por primera vez desde 2012, año en el que España pidió a Bruselas rescatar su sector financiero. Además, fue el más alto desde 2016. Ese enorme diferencial implica que España gasta casi 40.000 millones de euros más de lo que ingresa, por lo cual esa brecha se traduce en una menor capacidad del Estado para financiar y atender las demandas sociales que durante años han generado tensión socioeconómica en la población, en especial el aumento de las pensiones.

Hace tres semanas, el Gobierno informó de que el año pasado el déficit había aumentado en un 8% en comparación con 2018, escalando hasta los 32.882 millones de euros. Sin embargo, más de 2.000 millones de euros se inyectaron en liquidez para gastos administrativos del Estado en la expansión de su control logístico y político en todas las administraciones autónomas por región una vez que Pedro Sánchez llegó al poder y empezó a tomar forma y estructura su gobierno socialista.

Pero en la notificación del déficit y la deuda que ha hecho a la Unión Europea ha elevado el desfase hasta los 35.195 millones, lo que abarca una porción muy significativa de la cartera de liquidez del Gobierno para hacer frente a crisis escala máxima como la actual, marcada por la pandemia de coronavirus.

Según Hacienda, esta variación no es excepcional y se enmarca dentro de un habitual intercambio de información entre las instituciones nacionales y comunitarias. 

El año pasado, por ejemplo, Eurostat rebajó en 0,15 puntos porcentuales el dato inicial de déficit de 2018, al igual que en 2015, mientras que en 2012 lo elevó en 0,24 puntos. En resumen, la economía española gasta más de lo que produce y eso se verá reflejado en la recesión de -8% que sufrirá al cierre de 2020. @mundiario