El Brexit también puede ser una oportunidad para reforzar el proyecto europeo

Monedas y billetes de euros.
Monedas y billetes de euros.

Tras el resultado del referendum del Brexit en el Reino Unido se abre un período de 2 años para que la Unión Europea y el Gobierno de Londres negocien los términos de la salida. En este momento el panorama se ve más bien negativo.

El Brexit también puede ser una oportunidad para reforzar el proyecto europeo

Tras el resultado del referendum del Brexit en el Reino Unido se abre un período de 2 años para que la Unión Europea y el Gobierno de Londres negocien los términos de la salida. En este momento el panorama se ve más bien negativo: Brexit, elecciones en España este domingo, elecciones en Francia y Alemania en 2017... Entre unas cosas y otras podría acentuarse la volatilidad de los mercados financieros.

¿Tan negativo es que el Reino Unido se vaya de la Unión Europea? Más allá de la incertidumbre en los mercados a corto plazo -lógica-, a medio plazo, es una oportunidad para reforzar el proyecto europeo, por lo que la respuesta institucional en Europa va a ser de primer orden. El grado de confianza dependerá mucho de lo que sean capaces de hacer desde Bruselas.

El proceso de negociación de salida del Reino Unido va a detraer intensidad en la recuperación actual, pero tampoco va a llevar a la UE a un periodo de recesión

Una consecuencia importante desde el punto de vista económico podría ser una ralentización del crecimiento en Europa de -0.5%. Las estimaciones de crecimiento pasarían por tanto del 1,7% al 1,2%. El proceso de negociación de salida del Reino Unido va a detraer intensidad en la recuperación actual, pero tampoco va a llevar a la UE a un periodo de recesión, y esto es importante tenerlo en cuenta. En EE UU también se revisan a la baja las estimaciones de crecimiento en 0,3% hasta el 1,4%y la Fed elimina por ahora las subidas de tipos de referencia.

Las primeras estimaciones para los mercados sitúan los recortes potenciales (por revisión del crecimiento económico y de las expectativas de beneficios a la baja) en Europa en el 15% situando al Eurostox en un objetivo de 2.600. El principal indicador de estrés de mercado podrían ser los bonos americanos, ya que son el refugio al que debería acudir el mercado. En estos momentos las rentabilidades se sitúan en 1,5% y mantienen los mínimos de rentabilidad alcanzados en la crisis Europea de 2012.

El Brexit también puede ser una oportunidad para reforzar el proyecto europeo
Comentarios