Bruselas y Londres avanzan en un posible acuerdo respecto a la factura del Brexit

Theresa May, primera ministra británica. RR SS
Theresa May, primera ministra británica. / RR SS

Fuentes de ambos equipos negociadores han revelado que Reino Unido está dispuesto a aceptar la responsabilidad del pago de obligaciones por unos 55.000 millones de euros tras el divorcio.

Bruselas y Londres avanzan en un posible acuerdo respecto a la factura del Brexit

El Brexit avanza. Tras seis rondas de negociaciones, semanas sin avances concretos y un tajante ultimátum de Bruselas, Londres, parece estar dispuesto a añadir más ceros al cheque y desembolsar más de lo que tenía previsto para apurar el divorcio entre Reino Unido y la Unión Europea.

Según ha informado el diario británico The Telegraph, partiendo del testimonio de distintas fuentes anónimas de ambos equipos negociadores, la primera ministra británica, Theresa May, estaría de acuerdo en firmar un acuerdo por unos 45.000 millones o 55.000 millones de euros, unas cifras que aún siguen estando por debajo de los 60.000 millones que ha pedido Bruselas inicialmente.

Por su parte, el diario Financial Times, sugiere que Reino Unido estaría dispuesto a desembolsar unos 100.000 millones de euros a la UE para cubrir la tan renombrada responsabilidad de pago por obligaciones adquiridas. Un escenario que parece poco probable, sobre todo si se toma en cuenta que, a pesar de que la líder de los tories había dejado claro que la nación británica cancelaría hasta el último centavo por sus compromisos, hasta ahora solo había ofrecido 20.000 millones de euros para cubrir las facturas pendientes hasta 2020.

Por supuesto, el dinero ha sido la piedra que ha trabado el libre camino del Brexit. Bruselas se había negado rotundamente a aceptar la irrisoria oferta de May, al tiempo que la tensión crecía y los grandes líderes europeos comenzaban a exigir avances concretos respecto al asunto. Mientras, la número uno del Partido Conservador se negaba a dar marcha atrás, y prometía continuar firme en su postura desafiante, que incluso, la llevó a aprobar una ley donde se fija fecha y hora para la separación, con o sin acuerdo.

Sin embargo, este nuevo revés abre la puerta a un avance concreto en la mesa de negociación. Con el abultado cheque firmado, ahora siguen pendientes por resolver otros dos asuntos determinantes: las condiciones de los residentes europeos británicos y los términos que regularán la frontera terrestre entre Irlanda e Irlanda del Norte. Aunque las fuentes comunitarias aseguran que una vez resuelto el escollo financiero, los otros puntos caerán según su propio peso. @mundiario

Bruselas y Londres avanzan en un posible acuerdo respecto a la factura del Brexit
Comentarios