Buscar

Brecha salarial: un fenómeno que tardará dos siglos en desaparecer

El último informe global del Foro Económico Mundial advierte que la diferencia salarial entre hombres y mujeres está lejos de erradicarse.

Brecha salarial: un fenómeno que tardará dos siglos en desaparecer
Representación de la desigualdad salarial. / trabajadores.cu
Representación de la desigualdad salarial. / trabajadores.cu

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

Periodista venezolana licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Sociedad. Twitter: @mundiario

La diferencia salarial entre hombres y mujeres en el mundo está lejos de desaparecer. El último informe global del Foro Económico Mundial ha advertido que, de no tomar medidas urgentes, el fenómeno de la brecha salarial tardará dos siglos en cerrar. Según las previsiones de los expertos la proclamación de la igualdad retributiva no llegará hasta el año 2234.

Los expertos han sido tajantes: el proceso en materia de retribuciones igualitarias alrededor del mundo continúa sin avanzar. De hecho, las proyecciones relevan que el asunto se ha retrasado 47 años, para ser exactos, desde su último diagnóstico.

Pero eso no es todo. El análisis además alerta que, dejando de lado el tema financiero, la brecha en la igualdad de género a nivel mundial también está lejos de erradicarse. En esa línea, los datos exponen que este fenómeno solo se cerrará dentro de 100 años.

 

Representación de la brecha salarial. sbs.com.au

Representación de la brecha salarial. / sbs.com.au

 

El demoledor informe constata que el 2017 marca un dramático retroceso de la paridad por primera vez en una década. Para llegar a esta conclusión los expertos tomaron como punto de partida cuatro pilares fundamentales: logros educativos, salud y esperanza de vida, oportunidad económica y empoderamiento político. Las dos últimas áreas representan el mayor motivo de preocupación. Los datos recabados dejan claro que el ámbito económico y político registran las mayores desigualdades globales.

En relación con la lista de países donde la brecha salarial sigue latente, vale la pena destacar que más de la mitad de las 144 naciones analizadas el año pasado mejoraron su puntuación en los últimos 12 meses. En el caso particular de España, hubo una subida de cinco puestos y logró situarse en la posición 24 del ranking mundial. El año pasado el país obtuvo 0,746 puntos sobre un total de 1 equivalente a la paridad, lo que se traduce en que la brecha de género cerró en casi un 74,6%.

Sin embargo, una de las peores notas para la nación española es la obtenida en igualdad de salarios para un trabajo similar. En este reglón el país bajó hasta el puesto 122 -de 144-.

La corona se la lleva Islandia, que acaba de convertirse en el primer lugar donde la brecha salarial será penada con la ley. El país ha dado un paso al frente al ilegalizar la diferencia de sueldos entre mujeres y hombres en el mismo puesto de trabajo y según el Foro Económico Mundial, la pequeña nación europea  ha superado la desigualdad en casi un 88%, colocándose por noveno año consecutivo en la primera posición en cuanto a salarios. @mundiario