Buscar

MUNDIARIO

Brasil otorgará una renta básica de 104 euros mensuales a sus trabajadores

Según lo explicado por el Ejecutivo brasileño, recibirán esta renta los trabajadores informales, los autónomos, las madres cabeza de familia y los 13 millones de personas
Brasil otorgará una renta básica de 104 euros mensuales a sus trabajadores
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el ministro de Economía, Paulo Guedes / blogsglobo.com
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y el ministro de Economía, Paulo Guedes / blogsglobo.com

La crisis económica provocada por el coronavirus ha vuelto a subsumir a América Latina, en especial a las naciones de la convulsionada América del Sur, en una espiral de recesión de la que muchos Estados ya intentaban salir por crisis políticas y económicas internas antes de la llegada de la pandemia. Pero hoy, a pesar de que los dos países de la región con peor desempeño económico; Venezuela y Argentina, no están tan afectados por la pandemia, el otrora máximo gigante de la economía sudamericana, Brasil, perdió su título de peso pesado por la incertidumbre política interna que ya lo tenía bregando contra el desbloqueo de la recesión local, que ahora con la crisis sanitaria mundial, ha hecho retroceder a la nación amazónica desde donde comenzó.

Es por ello que el Gobierno de Brasil aprobó este pasado miércoles por la noche una especie de renta básica de 600 reales (104 euros, 114 dólares) durante tres meses para paliar el efecto del frenazo económico entre millones de trabajadores que viven literalmente al día, dado que, a pesar de ser una economía exportadora y altamente industrializada, todavía tiene elevados niveles de informalidad. Hasta ahora, en el país más grande América y el tercero más grande del mundo, han muerto 241 personas y casi 7.000 están contagiadas con Covid-19.

Y aunque la política de subsidios no forma parte del modelo de gobierno ni de la ideología de ultraderecha de Jair Bolsonaro, la ayuda para casi 60 millones de brasileños (una cuarta parte de la población) durante tres meses va a suponer a las arcas públicas unos 17.000 millones de euros (18.434 millones de dólares).

Según lo explicado por el Ejecutivo brasileño, recibirán esta renta los trabajadores informales, los autónomos, las madres cabeza de familia y los 13 millones de personas, los indigentes entre los más pobres, acogidos al programa Bolsa Familia, que fue creado por el ex presidente Lula da Silva y cuya política ha tratado de ser abolida por el actual mandatario.

Así “tendrán recursos para afrontar durante los próximos tres meses la primera onda del impacto, la de la salud. Hay otra onda que nos amenaza y vendrá de la desarticulación económica”, advirtió hoy el ministro de Economía, Paulo Guedes. La medida fue aprobada por las Cámaras y ratificada por el presidente Jair Bolsonaro. 

Esta declaración implica que el Gobierno ya prevé una recesión que está a las puertas de Brasil debido en gran parte a la recesión económica de China y su caída en la demanda de materias primas y commodities, que son el fuerte de la economía brasileña y su exitoso aparato de exportación, el cual la dotado con un PIB de 2,05 billones de dólares.

El presidente Bolsonaro, que destaca entre los mandatarios democráticamente elegidos como el más empeñado en minimizar los efectos de la pandemia en la salud, intenta recuperar la iniciativa política con medidas que refuercen la lucha contra la enfermedad y mitiguen por otro lado el impacto en el empleo y las empresas. Su sistema de atención a la crisis ha sido criticado por la ligereza y aparente indolencia con la que ha subestimado el impacto social de la pandemia, aunque la prioridad de su administración parecer ser la preservación de una economía que se ha tambaleado fuertemente hasta el punto en que su moneda, el real, es la que más se ha devaluado en toda América Latina frente al dólar estadounidense con una tasa actual de 2,57 reales por divisa norteamericana. @mundiario