Borrell maneja para la luz una posición similar a la que avanzó Albino Prada en MUNDIARIO

Albino Prada. / Mundiario
Albino Prada. / Mundiario
Josep Borrell aboga por reformar el sistema europeo de fijación de precios de la electricidad mientras el Gobierno y el PP se enredan en el Congreso.
Borrell maneja para la luz una posición similar a la que avanzó Albino Prada en MUNDIARIO

El precio de la electricidad sigue desbocado y este jueves alcanzará los 188,18 euros el megavatio hora en el mercado mayorista. Dejará atrás el anterior máximo histórico, los 172,12 de este miércoles.

Pese a que las lluvias y tormentas que se produjeron en gran parte de España podrían haber augurado un alivio, las previsiones son peores debido a los precios que marca el gas, en sus cotas más altas.

El Alto Representante para la Política Exterior de la Unión Europea y vicepresidente de la Comisión, Josep Borrell, tampoco no ve claro el sistema marginalista europeo de fijación del precio de la luz. 

“Tarde o temprano, Europa tendrá que decir algo. El sistema tiene que ser revisado porque tiene demasiadas disfunciones. La traslación del coste del gas a otras energías cuyo coste de producción no tiene nada que ver con el precio de gas es algo que no tiene una justificación económica clara”, dijo Borrell en declaraciones a RNE que destaca El País, en una línea similar a la avanzada por el profesor Albino Prada ayer mismo en MUNDIARIO.

Con el sistema del IPC el megavatio estaría en 50 euros, pero con el marginal pasó de 38 a 106

¿Precio marginal o media ponderada? "Con el sistema marginal el megavatio llegó a 106 euros en un año. Con un sistema como el usado para calcular el IPC estaría en menos de la mitad", responde Albino Prada en el análisis publicado en MUNDIARIO, donde es uno de sus colaboradores más destacados.

Doctor en Ciencias Económicas por la USC, es profesor de Economía Aplicada en la Universidad de Vigo y forma parte de Ecobas y de Attac. Fue miembro del Consello Galego de Estatística, del Consello Económico e Social de Galicia y del Consello da Cultura Galega. Es autor de Caminos de incertidumbre (Catarata), un ensayo con el que cierra la trilogía que iniciara con El despilfarro de las naciones (2017) y prosiguiera con su Crítica del hipercapitalismo digital (2019)”. En marzo de 2021 publicó en Mundiediciones el ensayo El regreso de China: ¿Chimérica o Telón Digital?

El problema ya afecta a toda Europa

Ante una situación, que afecta a toda Europa, el Alto Representante para la Política Exterior de la Unión Europea y vicepresidente de la Comisión, aboga por reformar el sistema europeo de fijación de precios de la electricidad, que está basado en un modelo marginalista en el que se toma como referencia el precio de la última energía en entrar a la subasta y, por tanto, la más cara.

Borrell admite que finalmente este debate se abrirá en el seno de la Comisión Europea, dado que la subida de los precios de la electricidad afecta a todos los países, no solo a España. “En España tenemos un sistema donde se factura al precio de cada día y los incrementos de precios los notamos inmediatamente. En la mayoría de los países europeos, los contratos son a precio fijo anual y por tanto no lo notarán hasta finales de año, pero lo notarán, porque el precio del gas sube para todos”, explicó también en RNE.

Con un sistema ponderado como el del IPC el megavatio estaría en 50 euros, pero con el marginal pasó de 38 a 106 en un año, indica Albino Prada.

EN EL CONGRESO SE SUCEDE LA TENSIÓN POLÍTICA

Entre tanto, en el Congreso de los Diputados, el PP y el Gobierno se enredaron en un tenso debate. Primero fue entre la portavoz del PP, Cuca Gamarra, quien exigió al Gobierno que “deje de amenazar” a las compañías eléctricas, en referencia a sus medidas para abaratar el recibo de electricidad, y la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, que acusó a los populares de defender exclusivamente los intereses de estas compañías y no el de los ciudadanos.

Más tarde fue la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, la que salió al paso recordando al PP que había pedido al Gobierno “intervenir en los beneficios extraordinarios de las eléctricas” reclamando una ley para la minoración del CO₂ “tres semanas antes y se arrepintió inmediatamente después”. Respondía Teresa Ribera al portavoz adjunto del PP, Guillermo Mariscal, quien dijo que la ministra “se encuentra absolutamente superada” por la situación, y le preguntó si “considera que su falta de capacidad para hacer frente a esta crisis energética le inhabilita para ser vicepresidenta”. @mundiario

Borrell maneja para la luz una posición similar a la que avanzó Albino Prada en MUNDIARIO
Comentarios