Buscar

MUNDIARIO

Las Bolsas suben al verde impelidas por el efecto rebote en el mercado del petróleo

El Ibex ha subido un 1,28% y recupera los 6.700 puntos. Los principales índices europeos también han cosechado ganancias, impulsadas a lo largo del día por la remontada del precio del petróleo.
Las Bolsas suben al verde impelidas por el efecto rebote en el mercado del petróleo
Un agente bursátil marcando índices positivos en las cotizaciones de las acciones en Wall Street (EE UU) / elpolitico.com
Un agente bursátil marcando índices positivos en las cotizaciones de las acciones en Wall Street (EE UU) / elpolitico.com

Si bien los mercados están urgidos de más capital, la seguía comienza a aplacarse en la medida que más flujos de inversiones retornan a los centros financieros que controlan el sistema capitalista mundial y casi toda la economía global. En esta jornada, el estímulo no se debe a los paquetes de la Reserva Federal de EE UU o a las buenas nuevas de inversiones en dólares trasladadas hacia el otro lado del Atlántico. Esta vez, el factor que hizo sonreír a los agentes bursátiles y a los tenedores de capital ha sido el ahora no tan preciado ‘oro negro’.

Las Bolsas internacionales caminaban hacia la remontada hasta que se cruzó el petróleo. Esto se debe a que los capitales que muchos inversores pudieron haber tenido predeterminados para invertirlos y colocarlos en las bolsas europeas y en la estadounidense, se estancaron y esos agentes prefirieron recibir capitales adicionales provenientes del cobro a los productores para sacar el petróleo excedentario de los depósitos en todo el mundo cuando su precio entró en terreno negativo el lunes.

El desplome de los precios del crudo de Estados Unidos frenó en seco a principios de semana la recuperación de los parqués. Pero ahora, los fondos que los inversores captaron por la extracción de crudo y su almacenaje en las reservas de EE UU, fueron colocados en las cotizaciones de acciones en Wall Street y una buena parte de ellos enviados al otro lado del Atlántico para estimular las ganancias en las empresas de la eurozona que ligan un buen rendimiento de los dividendos en los centros financieros de Londres, Madrid, París, Fráncfort y Milán, que hoy han tenido un buen comportamiento. Este miércoles tocaba volver a empezar, y se partía de unos niveles tan modestos que no quedaba otra que tirar hacia arriba y perfilar las previsiones hacia la esperanza generada por la reactivación parcial de la economía estadounidense y su influencia en la demanda de crudo.

El Ibex ha subido un 1,28% y recupera los 6.700 puntos. Los principales índices europeos también han cosechado ganancias, impulsadas a lo largo del día por la remontada del precio del petróleo: el barril de Brent, de referencia en el continente, crece con fuerza tras desplomarse en la apertura hasta los 16 dólares, su mínimo desde 1999.

La confianza en la nueva política petrolera de EE UU, configurada por una política económica de estímulo fiscal con las captaciones de ingresos por la venta de espacios en las reservas de almacenamiento, ha abierto el camino para que el incremento en la demanda de contratos de futuros en junio y, posiblemente, en julio, incentiven las exportaciones y algunas moderabas compras de crudo estadounidense y europeo para descongestionar la sobreoferta mundial, un poco aliviada con el fatídico precio cero del lunes y las extracciones de crudo por parte de los inversores ante el colapso del mercado.

El crudo ya cotiza a 20 dólares, un tercio de su valor a inicios de año, pero la volatilidad sigue siendo muy alta y la prima de riesgo sube hasta alcanzar cotas de 2016, lo que implica que Europa sigue siendo una zona muy riesgosa y volátil para colocar capitales. Sin embargo, las previsiones de estímulo en el consumo en la economía europea se posicionan al alza con el inminente fondo europeo de emergencia de 1,6 billones de euros propuesto hoy por Bruselas.

Al otro lado del eje neocapitalista de Occidente, la buena apertura de Wall Street ha acelerado la tendencia al alza en las Bolsas europeas. El índice Dow Jones de la Bolsa de Valores de Nueva York crece alrededor de un 2%, un día después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lanzase un mensaje de tranquilidad al maltrecho sector petrolero: “Si tiene que ser rescatado, así se hará”, parafraseando al jefe de la Casa Blanca. Esto deja entrever la posibilidad de que Washington acuerde una expansión del paquete de estímulo de 2,3 billones de dólares hasta un no descartado complemento de USD1 billón adicional para totalizar USD3,3 billones en favor del crecimiento del mercado petrolero interno a través de sus transnacionales y la consecuente recuperación del rol geopolítico que tiene el poder petrolero y energético estadounidense en la economía mundial.

En ese contexto, el Ibex ha retomado los 6.700 puntos, que perdió la jornada anterior al desplomarse un 2,9%. Esto representa ganancias de más de 150 millones de euros para el mercado financiero español.

La banca ha tirado buenos números de la Bolsa española por la colocación de capitales ganado en la sesión de hoy, mientras la petrolera Repsol apenas ha recuperado una mínima parte del desplome de este martes. En la misma línea, los demás parqués también han registrado ganancias moderadas, liderados por Londres, que ha cerrado con un alza del 2,29%.

Las divisas, en cambio, son mucho más estables: el euro baja ligeramente y se paga a alrededor de 1,08 dólares. Ese retroceso cambiario se vio influenciado por el bajo flujo de capitales que aún está a la espera de ser complementado con el fondo de 1,6 billones de euros que prometió la Comisión Europea. En Asia, las Bolsas han vivido una jornada sin grandes sobresaltos, con Tokio a la baja (-0,74%) y Hong Kong al alza (0,42%). @mundiario