Las Bolsas se desploman tras el fracaso de la cumbre europea y el colapso de los beneficios bancarios

ibex
Indicador de la Bolsa de Valores de Madrid / 20minutos.es
El selectivo español Ibex 35, de la Bolsa de Valores de Madrid, ha cortado de raíz la racha de tres sesiones consecutivas de ganancias con una caída del 3,63%.
Las Bolsas se desploman tras el fracaso de la cumbre europea y el colapso de los beneficios bancarios

Los mercados están nerviosos. Dos factores de alto impacto han conmocionado los centros de captación y distribución del capital en la economía mundial: las bolsas de valores, en medio del actual contexto global de la pandemia de coronavirus. El primero, el anuncio de la Reserva Federal de Estados Unidos de que la primera economía del mundo ya está en recesión; el segundo, el anuncio que hizo este viernes el FMI alertando que la economía del planeta ha entrado en una recesión "igual o peor a la de 2009". Pero los parqués del Viejo Continente deben cargar con otros dos pesos muy apremiantes: la falta de consenso y unión en la Unión Europea, paradójicamente, así como lo que se avizora en una inminente crisis bancaria; la suspensión de los dividendos a la banca europea.

Y es que en medio de una comprometedora situación en la que los principales líderes de la eurozona y de las cinco capitales pilares el bloque (Madrid, París, Berlín, Roma y Ámsterdam), no logran ponerse de acuerdo para aprobar un plan de choque superior a los 750.000 millones de euros de liquidez inyectados por el Banco Central Europeo (BCE). Alemania y Holanda no quieren cargar con el financiamiento mayoritario del presupuesto de emergencia debido a que sus respectivos gobiernos ya han tenido que inyectar, entre ambos, 20.000 millones de euros en liquidez a sus empresas y poblaciones para mitigar el impacto de la Covid-19 y evitar que sus economías entren en una espiral de recesión que se contagie a las ya golpeadas economías de Italia y España, las dos naciones con más casos de coronavirus en todo el mundo después de Estados Unidos, pero que siguen siendo el nuevo epicentro de la pandemia tras haber superado al foco de origen; China. 

Los capitales europeos se han trasladado en su mayoría a los refugios del oro y el dólar. El metal dorado alcanza ya los 1.608 dólares por onza y la divisa estadounidense se acerca a su par europeo con una diferencia mínima de 1,11 dólares por euro. Es por ello que la senda de recuperación bursátil desde mínimos toca este viernes a su fin en otra semana de vaivenes que cierra en números que ya no son rojos, sino negros. 

El selectivo español Ibex 35, de la Bolsa de Valores de Madrid, ha cortado de raíz la racha de tres sesiones consecutivas de ganancias con una caída del 3,63%, lo que representa una pérdida superior a los 100 millones de euros. 

El fracaso de la cumbre europea del jueves, en la que Alemania, Países Bajos y Austria volvieron a bloquear cualquier intento de mutualización de riesgos, es decir, colocar a la par y al alza sus primas de riesgo en un mismo nivel con las de sus socios comunitarios España e Italia, ante un choque simétrico como el del coronavirus, pesó en el ánimo de los inversores, quienes no están dispuestos a colocar sus capitales en una eurozona donde el riesgo se infla cada vez en una burbuja financiera de baja rentabilidad y elevados índices de pérdidas y no retornos de capital. 

Así se originó la suspensión del dividendo de la banca europea hasta nueva orden hizo el resto, pues mientras las primas de riesgo se mantengan demasiado altas, los capitales en beneficio neto perderán velocidad de direccionamiento y captación hacia la banca europeo, lo que podría originar una crisis de liquidez y, por consiguiente, una nueva crisis del euro como la de 2010.

Las noticias que llegaban desde Estados Unidos tampoco ayudaron a mejorar el ánimo de los inversores: la confirmación de las pérdidas de Wall Street mandaba dejaba sin aliento a los parqués del otro lado del Atlántico en una empinada montaña rusa que ahora más que nunca pasa por curvas de caída muy pronunciadas.

En una nueva jornada negra de contagios y muertos, Milán cerró la jornada con un retroceso incluso inferior al del Ibex: 3,15%, lejos de París (-4,2%), Fráncfort (-3,7%) y el Eurostoxx, el índice que reúne a las 50 mayores cotizadas europeas y que se dejó un 4,5%. @mundiario

Las Bolsas se desploman tras el fracaso de la cumbre europea y el colapso de los beneficios bancarios
Comentarios