Buscar

MUNDIARIO

La Bolsa de Valores de Hong Kong hizo una oferta para comprar la de Londres

De forma inesperada y súbita, la operadora asiática ofreció 33.250 millones de euros para una operación que la Bolsa londinense rechazó tajantemente.
La Bolsa de Valores de Hong Kong hizo una oferta para comprar la de Londres
HKEX, operadora de Bolsa de Hong Kong. / Twitter
HKEX, operadora de Bolsa de Hong Kong. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

El Hong Kong Exchanges and Clearing Limited (HKEX) emitió una oferta de 33.250 millones de euros para comprar la Bolsa de Valores de Londres. La oferta en cuestión tomó por sorpresa a todos pero fue rebotada de cualquier forma por el London Stock Exchange Group (LSEG).

La operadora hongkonesa pedía a LSEG que diera marcha atrás en la compra de Refinitiv, una compañía que se dedica a la comercialización de información financiera, que pertenece a Thomson Reuters y Blackstone, por la cual habían puesto sobre la mesa una suma de 25.500 millones de euros. Sin embargo, el consejo de administración de la empresa se mostró inamovible en un comunicado en el que daba largas a la propuesta. "LSEG se mantiene comprometido y haciendo buenos progresos en la propuesta de adquisición de Refinitiv, tal y como se anunció el 1 de agosto de 2019", rezaba el texto.

La oferta hecha por la Bolsa de Hong Kong pretendía la obtención de hasta un 41% del operador londinense, pagando hasta 93,76 euros por acción, un 22% más de lo que cotizaban las acciones en la sesión del martes (76,30 euros). Ese precio unitario es también un 47,4% del valor registrado el 26 de julio, cuando trascendió el intento de compra de Refinitiv.

“Una combinación de HKEC y LSE representa la enorme oportunidad estratégica de crear un grupo con una infraestructura de mercado global, reuniendo los mayores y más modernos centros financieros en Asia y Europa”, dijo Laura Cha Shih May-lung, jefa de HKEX.

Mediante esta compra, la operadora asiática se habría hecho con información de los productos financieros de renta fija de la capital británica, al igual que de FTSE Rusell, índice de referencia para grupos de inversión internacionales. El valor total del FTSE100 llega a los 2,18 billones de euros, contrastando con los 2 billones del Hang Seng, el índice que se usa en Hong Kong. Con esta maniobra, el Reino Unido podría tener un sitio privilegiado desde el que participar en la internacionalización del yuan, la moneda china, que es su plataforma para abordar al resto del mundo.

La oferta hecha este miércoles es un paso más de Chares Li Xiaojia, director general del HKSE, en su intento de convertir a la excolonia británica en el centro financiero referencia de Asis de aquí a 2022. No obstante, juegan en su contra las masivas protestas que han sacudido a la ciudad desde hace tres meses y que han tenido un impacto negativo directo en la economía. "Reunir HKEX y LSE redefiniría el mercado global de capitales durante décadas", explicó este miércoles. "Juntos, conectaremos Este y Oeste; podremos diversificar y ofrecer a nuestros clientes más innovación, gestión de riesgo y oportunidades de inversión”, añadió.

Si su proyecto se hubiera concretado, la de este día pudo haber sido su segunda expansión internacional tras haberse hecho en 2012 con el London Metal Exchange, un asalto al ring de las materias primas que tuvo un efecto destacado en la cuenta de resultados de la firma. En su presentación de resultados, a mediados de agosto, HKSE dio a conocer una cifra récord de negocios, los cuales crecieron hasta en un 5% entre enero y junio. @mundiario