Buscar

MUNDIARIO

La bolsa española pierde un 0,78% de ganancias a pesar del estímulo del BCE

El retroceso de muchas plazas internacionales, incluso más allá del Atlántico, creó pánico en la jornada de hoy a nivel mundial porque el mercado interpreta esta movida del BCE.
La bolsa española pierde un 0,78% de ganancias a pesar del estímulo del BCE
Un inversor observa las pérdidas en la Bolsa de Madrid / publico.es
Un inversor observa las pérdidas en la Bolsa de Madrid / publico.es

No importa lo que haga el Banco Central Europeo (BCE), el mercado siempre se retrae cuando las expectativas de erosión rápida de la liquidez copan las Bolsas de Valores. Si los inversores creen que cualquier stock de fondos no surtirá efectos positivos a largo plazo en las posiciones de largo plazo de los agentes empresariales, entonces no tendrá impacto real cualquier medida de estímulo como la que ha decidido aplicar la máxima autoridad monetaria europea al anunciar este jueves una compra de 600.000 millones de euros en deuda para financiar a los Estados de la eurozona y evitar otro ciclo de fragmentación del euro en 2014.

Y es que la Bolsa española ha perdido este jueves el 0,78% de sus ganancias y el nivel de los 7.600 puntos debido a que muchos inversores decidieron trasladar sus capitales acumulado tras la racha positiva de cuatro días y enviarlos a instrumentos de refugios seguros, ya sea en los bonos del Tesoro de EE UU, el dólar o la compra de deuda pública y privada por parte de Frankfurt.


Quizás también te interese:

El BCE aumenta las compras de deuda en 600.000 millones por el coronavirus


De hecho, el retroceso de muchas plazas internacionales, incluso más allá del Atlántico, creó pánico en la jornada de hoy a nivel mundial porque el mercado interpreta esta movida del BCE como una señal de que el comportamiento cíclico negativo de la economía mundial va a continuar, por lo cual optó por financiar a los países de la eurozona como una señal de que la escasez de capitales va a entrar en un período mucho más agudos en los mercados, empresas, industrias y sectores comerciales de Occidente. Todo esto ocurrió a pesar de la ampliación del importe y del plazo del programa de compra de deuda del BCE.

El principal indicador del mercado nacional, el IBEX 35, ha cedido 59,6 puntos, ese 0,78 %, hasta 7.566,8 puntos. En la semana gana el 6,63 %, mientras que en el año acumula unas pérdidas del 20,76 %. Esto represente una pérdida acumulada de más de 150 millones de euros.

En la caída también ha influido el dato de peticiones semanales de desempleo en Estados Unidos, casi 1,9 millones, más de lo esperado. Muchas compañías con empleos indirectos ligados al mercado español ven el auge del desempleo en EE UU como una señal de que la mano de obra en ese país se va a contraer ante la crisis social y sanitaria que sacude a la primera economía del mundo.

Aunque la recuperación de los bancos ha frenado el descenso, después de que el BCE aumentara en 600.000 millones, y alargara hasta junio, el programa de compra de deuda aprobado el pasado mes de marzo para dar liquidez y afrontar la situación creada por la expansión del coronavirus, los mercados no van a expandir sus carteras de inversiones por ahora debido a que podría generarse un nuevo ciclo de austeridad a mediano plazo en la economía mundial.

De los grandes valores ha destacado la caída del 1,76 % de Inditex, en tanto que Iberdrola ha perdido el 1,55 %; Repsol, el 0,88 %; y Telefónica, el 0,32 %. Por el contrario, han subido Banco Santander, el 1,66 %, y BBVA, el 1,65 %, cuarta y quinta mayores alzas del IBEX. El argot empresarial español ha tenido un comportamiento mixto, en especial por el auge el crédito y el estímulo fiscal en España hacia el sector bancaria para contener el desempleo a través del financiamiento a las pequeñas, medianas y grandes empresas. @mundiario