Buscar

¿El bitcoin será el dinero del futuro o sólo es un espejismo?

Coeure ha centrado su análisis en las ventajas que pueden ofrecer las divisas digitales y los cambios a los que se enfrentan los sistemas de pagos vigentes.

¿El bitcoin será el dinero del futuro o sólo es un espejismo?
Imagen representativa del bitcoin. / Twitter-antilavado
Imagen representativa del bitcoin. / Twitter-antilavado

Firma

Tatiana Ferrín

Tatiana Ferrín

La autora, TATIANA FERRÍN, es hispano-venezolana y tiene más de 10 años de experiencia en medios digitales. Trabajó en diarios de Caracas (Venezuela) y Miami (Florida, EE UU) y ahora escribe en MUNDIARIO, donde también coordina la edición GALICIA y el área de Política. @mundiario

Benoit Coeure, miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo, cree que el bitcoin no será el dinero del futuro. Sin embargo, considera que ha puesto de relieve algunos fallos del sistema de pagos actual. Además, la tecnología detrás de las criptodivisas deja entrever cómo será el futuro de los medios de pagos en el mundo.

De acuerdo a elEconomista.es, más allá de las críticas al bitcoin y de los avisos sobre los peligros que entraña invertir en este tipo de activos digitales, Coeure ha centrado su análisis en las ventajas que pueden ofrecer las divisas digitales y los cambios a los que se enfrentan los sistemas de pagos vigentes. En una opinión publicada en la web del BCE y en el diario Financial Times, Coeure señala que "el bitcoin y sus primos son algo así como un espejismo, podría ser una señal temprana de cambio, al igual que Palm Pilot allanó el camino para la llegada de los smartphones actuales".

El ejecutivo del BCE junto a Jacqueline Loh, directora del Comité de Mercado del Banco Internacional de Pagos (BiS por sus siglas en inglés), reconocen en dicho artículo que "el efectivo no será el rey para siempre, a pesar de que todavía gobierna en muchas partes del mundo". Una reciente trabajo del del BiS muestra que los pagos que no se realizan en efectivo casi se han duplicado en tamaño, como porcentaje del PIB, desde que ha comenzado el nuevo siglo.

Por otro lado, estos expertos analizan un nuevo informe que estudia la posibilidad de crear una especie de mecanismo de monedas digitales del banco central (CBDC). En la actualidad, los billetes y las monedas son la única forma en que los consumidores pueden acceder al dinero del banco central. El dinero en su cuenta bancaria en realidad es proporcionado por un banco privado. El banco se compromete a cambiar ese dinero por efectivo cuando el cliente vaya a un cajero automático o a una sucursal para retirar fondos. Pero cuando se pagan facturas a través de las web de los bancos o de la típica cuenta en la que están domiciliados los recibos se está utilizando dinero del banco privado.

Coeure se pregunta si realmente se necesita una CBDC. Los acuerdos de pago existentes, basados en dinero de los bancos privados, ya están provistos de la tecnología digital y son cada vez más convenientes, instantáneos y disponibles las 24 horas, los 7 días de la semana. Sin embargo, si el efectivo desapareciera, sería más fuerte el argumento para considerar una CBDC. "De lo contrario, el público sería totalmente dependiente del dinero comercial, y la confianza en la moneda, un bien público clave, dependería de la solvencia de las entidades comerciales y de las tecnologías de pago específicas. Sin embargo, a pesar de la creciente popularidad de los pagos electrónicos, la sociedad sin efectivo aún no ha llegado. La demanda de billetes de banco sigue creciendo en muchos países", explica el miembro del Banco Central Europeo. @mundiario