Buscar

MUNDIARIO

BilliB: cómo transformar tus facturas en dinero

El éxito de las plataformas de este tipo radica en que simplifican notablemente los procesos de cara al usuario.

BilliB: cómo transformar tus facturas en dinero
Una persona hace cuentas.
Una persona hace cuentas.

Firma

Javier Fernández

Javier Fernández

El autor, JAVIER FERNÁNDEZ, coordina el Área de Comunicados y escribe contenidos patrocinados en MUNDIARIO. @mundiario

El mundo de las finanzas avanza día a día con propuestas novedosas vinculadas a las nuevas tecnologías que buscan mejorar y agilizar los intercambios comerciales. La clave es reducir costes y hacer que todas las partes implicadas en una transacción comercial salgan ganando en ahorro y eficiencia.

Dentro de este capítulo, empieza a sonar con fuerza un concepto: el Supply Chain Finance o financiación de la cadena suministro (SCF). Este servicio, vinculado al sector de las fintech (empresas de finanzas con base tecnológica), está proporcionando beneficios tanto a empresas como a proveedores. Una de las firmas que ofrece mayores garantías es BilliB. Tras formalizar la solicitud de registro en BilliB, se realiza un estudio personalizado de la empresa sin ningún tipo de compromiso. Además, la web dispone de un simulador de negocio que permite hacerse una idea de los grandes beneficios que aporta BilliB a las empresas.

Supply Chain Finance: ¿cómo funciona?

El SCF permite a los proveedores transformar sus facturas en dinero de forma rápida. De esta manera, obtienen un dinero líquido inmediato y no han de esperar a que el comprador efectúe el pago correspondiente en el tiempo que tenían acordado.

¿Y qué se hace entonces con las facturas? Por lo general, cuando un comprador adquiere un producto o servicio intenta retrasar al máximo el pago del mismo, mientras que el proveedor se mueve en sentido contrario: busca cobrar a la máxima celeridad. La financiación de la cadena de suministro interviene entonces para hacer felices a las dos partes. El comprador se beneficiará de un descuento al realizar el pago de sus facturas y el proveedor puede cobrar sus facturas de forma inmediata.

Las transacciones SCF requieren el uso de plataformas tecnológicas como BilliB, que permiten automatizar las operaciones. Realizan un seguimiento de los procedimientos de principio a fin y también es posible el uso de dinero electrónico, lo que aporta rapidez y seguridad, aumentando la eficacia del sistema.

El éxito de las plataformas de este tipo radica en que simplifican notablemente los procesos de cara al usuario. La financiación de la cadena de suministro es un procedimiento complejo porque implica jugar tres bandas. Las plataformas se ocupan de hacer frente a esa complejidad y aportan soluciones rápidas. Por eso se han convertido en un elemento muy útil para empresas de cualquier sector.

Para concluir, debemos tener presente uno de los conceptos que más predominará en el SCF, el concepto de pronto pago, que es fundamental dentro de la financiación de la cadena de suministro. La mejor manera de entenderlo es poner un ejemplo: supongamos que un fabricante de tornillos suministra su producto a un comprador X y emite una factura. Por lo general, el plazo de vencimiento sería de 60 días, pero si el fabricante quiere cobrar antes puede solicitar el pago inmediato a cambio de un descuento por cobro anticipado (pronto pago). Esta será una de las grandes ventajas que aporta el SCF a las empresas.