Big Falcon Rocket, el nuevo proyecto para viajes intercontinentales que presentó Elon Musk

Elon Musk, chief executive officer of Space Exploration Technologies Corp. (SpaceX), speaks at the unveiling of the Manned Dragon V2 Space Taxi in Hawthorne, California, U.S., on Thursday, May 29, 2014. The Dragon V2 manned space taxi, an upgraded version of the unmanned spacecraft Dragon, will be capable of sending a mix of cargo and up to seven crew members to the International Space Station. Photographer: Patrick T. Fallon/Bloomberg via Getty Images
Elon Musk en la presentación de su nuevo proyecto.

Naves impulsadas por cohetes para vuelos intercontinentales, es la ambiciosa apuesta del visionario emprendedor. Con este innovador sistema de transporte, viajar de Nueva York a Londres tardaría sólo 29 minutos.

Big Falcon Rocket, el nuevo proyecto para viajes intercontinentales que presentó Elon Musk

Comprar boletos para abordar una nave aeroespacial impulsada por un cohete que nos lleve al otro lado del mundo, suena un poco a ciencia ficción. Sin embargo, para el multimillonario emprendedor Elon Musk, esta iniciativa puede ser perfectamente posible en corto tiempo. Según sus propias palabras, el diseño de este tipo de tecnología aeroespacial, podría concretarse dentro de siete años.

Este fue el más importante de sus anuncios, en el marco de su última presentación realizada en el Congreso Internacional de Astronáutica celebrado en Adelaida, Australia, entre el 25 y 29 de septiembre. En el evento, Musk aprovechó la ocasión para mostrar los avances de su programa, el cual dio a conocer por primera vez en la versión anterior de este encuentro, celebrado en México.

El proyecto, de acuerdo a lo detallado por el CEO de Space X, tiene como objetivo que para 2024 comience la colonización del planeta Marte. Un primer paso dentro de este avanzado programa, es la construcción y desarrollo del cohete Big Falcon Rocket (BFR), un vehículo de gran capacidad, que también haría posible los viajes dentro de nuestro propio planeta en corto tiempo.

Según lo explicado por el empresario, la mayoría de los viajes que las personas consideran de larga distancia, podrían hacerse en menos de media hora, precisó Musk ante una sorprendida audiencia. Al respecto, tomó como ejemplo un viaje de Londres a Nueva York, el cual tarda actualmente 7 horas en un vuelo regular, recorrido que con este cohete podría reducirse a tan sólo 29 minutos, explicó.

Al referirse a posibles futuros viajes a Marte, Musk espera que éstos puedan concretarse en 2024. En tanto la agencia espacial estadounidense Nasa, tiene proyectado llevar seres humanos al planeta rojo, una década más tarde que el plazo establecido por el primero. De acuerdo a los cálculos de Musk y sus asesores de Space X, recorrer la distancia de 224 millones de kilómetros que separan a la Tierra de Marte, tardaría poco más de dos meses aproximadamente.

elon-spacex-mars-featured

En su presentación en Australia, Musk aprovechó de anunciar las modificaciones en el diseño del BFR.

Los avances del programa BFR

Luego de su exposición en el Congreso Internacional de Astronáutica celebrado el 2016 en México, las novedades que presentó Musk este año, tuvieron relación con modificaciones en el diseño del BFR, específicamente en lo concerniente a sus dimensiones, las que se reducirían notablemente. De los 122 metros de altura planteados el año pasado, pasaría a tener 106 metros, lo que representa una disminución de 13,1%.

Además, el nuevo modelo BFR tendrá nueve metros de diámetro. Gran parte del interior del proyectil albergará a los motores y servirá de almacén para el combustible. Se estima que la parte habitable será de unos 825 metros cúbicos de espacio (más que la cabina de un A380), para cobijar 40 camarotes, cada uno de ellos para 2 ó 3 personas. La cabina tendría capacidad para 100 personas en total.

Musk señaló además que Space X ha decidido concentrarse sólo en el BFR por el momento, como una manera de optimizar el tiempo, aprovechar mejor los recursos y facilitar que éstos converjan hacia un solo sistema. La explicación para esta dedicación exclusiva que la compañía quiere poner en este programa, es que como corporación, están conscientes de que un proyecto de esta envergadura generará desconfianza en los usuarios. Por lo tanto, trabajarán arduamente para disipar toda duda en el corto plazo.

Algunos clientes se muestran cautos ante los anuncios relacionados a futuros vuelos del BFR y posibles viajes con destino a Marte. Por ello la empresa ha asumido el costo de inversión que implicará el que esta nueva aeronave sea probada varias veces antes de comenzar a implementar servicios con tripulantes a bordo.

En la presentación ha podido observarse que la nave también contará con una cámara de protección frente a probables tormentas solares. No obstante, Musk no ha confirmado nada al respecto.

BFR

El interior de la nave Big Falcon Rocket.

Reutilizar las anteriores tecnologías

Además de ser el presidente y jefe de diseño de Space X, Musk también es el fundador de la compañía de coches eléctricos Tesla y actualmente es director de SolarCity, empresa dedicada al desarrollo de tecnologías relacionadas a energías renovables, como las baterías de gran almacenamiento.

A pesar de que muchos de sus proyectos han tomado más tiempo de lo esperado, Musk ha logrado una serie de notables adelantos, que le han hecho merecedor de la admiración de aquellos que aman su pensamiento visionario, dice el corresponsal de ciencia de la BBC, Jonathan Amos. Entre tales logros se encuentra una serie de 16 aterrizajes de cohetes orbitales, que regresaron a la Tierra en forma exitosa.

Dos de estos cohetes han volado por segunda vez, lo que es un fiel reflejo de la clave en el pensamiento de Musk, que radica en el concepto de reutilización, pues siempre ha sostenido que en la actualidad, la actividad espacial es costosa, porque se usan vehículos desechables.

Big Falcon Rocket, el nuevo proyecto para viajes intercontinentales que presentó Elon Musk
Comentarios