La bestia ya está aquí: el nuevo Koenigsegg One:1 se verá en Ginebra el 6 de marzo

La imponente apariencia del Koenigsegg one;1/koenigsegg.com
La imponente apariencia del Koenigsegg one;1 / koenigsegg.com

El nuevo modelo sueco será el primer vehículo de serie en superar los 1.400 CV, lo que le transformará en el coche más rápido del planeta. Atentos.

La bestia ya está aquí: el nuevo Koenigsegg One:1 se verá en Ginebra el 6 de marzo

El fabricante sueco Koeningsegg acostumbra a ofrecer vehículos cada vez más extremos, pero es evidente que con el One:1 se ha superado. Su nombre puede parecer sencillo, pero es toda una declaración de intenciones, 1 CV por kilogramo, a costa de batir el récord de potencia en un vehículo fabricado en serie.

El salón de Ginebra es el lugar elegido para que la bestia salga a la luz, y en Koenigsegg se han cuidado mucho de mantener la emoción hasta el último momento, hasta el extremo de publicar una única foto del modelo. En el apartado técnico las cifras son mareantes, el conocido V8 biturbo de 4.700 cc, se exprime para conseguir más de 1.400 CV. Para ello recurre a dos turbocompresores que dan presiones de soplado cercanas a los 2 bar, colectores de admisión de fibra de carbono, y escapes con recubrimiento cerámico.

Record de velocidad

Las prestaciones anunciadas son impresionantes, se especula que podría alcanzar los 450 km/h y que además estarían limitados “por seguridad”. Conviene aclarar que en estos casos la seguridad se refiere a que ningún fabricante de neumáticos se atreve, por ahora (no descartemos novedades al respecto),  a garantizar su producto por encima de esas velocidades. Con este registro batiría al Bugatti Veyron SuperSport que dejó el listón en los 431 km/h.

En cuanto a la aceleración se anuncian nuevos record en el 0-200km/h, 0-300 y 0-400. Es especialmente llamativa la cifra del 0-400, para lo que necesitaría únicamente 20 segundos. De ser cierta esta cifra supondría menos de la mitad de tiempo que necesita el Bugatti Veyron. En cualquier caso el conductor que tuviese el valor de probarlo, comprobaría sorprendido la imposibilidad de apartar la espalda del respaldo en todo ese tiempo.

El comportamiento dinámico estará a la altura, se asegura que soporta fuerzas laterales de 2G, lo que permitiría un paso por curva a velocidades espectaculares. Estéticamente destaca el enorme alerón que preside la parte trasera, su disposición responde a criterios dinámicos, ya que es capaz de generar 600 Kg de carga aerodinámica.

El precio

Es evidente que este tipo de vehículos no están a la altura de cualquier bolsillo, además sólo se fabricarán 6 unidades, para mantener el nivel de exclusividad en lo más alto. No ha trascendido el precio, pero viendo el nivel del vehículo, y el precio de modelos similares, no debería asustarnos que supere con muchísima holgura el millón de euros. De todas formas, antes de que alguno se ponga a contar los ahorrillos, debemos dar una mala noticia, y es que toda la producción ya está vendida, y seguramente nunca trascenderán sus propietarios.

La bestia ya está aquí: el nuevo Koenigsegg One:1 se verá en Ginebra el 6 de marzo
Comentarios