Buscar

MUNDIARIO

El BCE prevé que los bancos europeos sufrirán “pérdidas significativas” por la pandemia

El ente emisor del euro alerta en su informe de estabilidad financiera, publicado este martes, de que “la pandemia aumenta los riesgos para la estabilidad financiera.
El BCE prevé que los bancos europeos sufrirán “pérdidas significativas” por la pandemia
Sede del BCE en Frankfurt, Alemania / elindependiente.com
Sede del BCE en Frankfurt, Alemania / elindependiente.com

Europa ha entrado en un período de absoluto de saturación y estimulación de los ciclos económicos hasta el punto en que es indispensable la contención de las tendencias recesivas en los países que han dejado de ver movimiento dinámico en sus circuitos económicos, pues al no haber actividad empresarial e industrial por la pandemia de coronavirus, los capitales de inversión se trasladan a las Bolsas de Valores europeas para la cotización de acciones o, simplemente, se estacionan en los Bonos del Tesoro de EE UU o en la compra de oro para preservar su rentabilidad en tiempos de austeridad por la recesión global desatada por la crisis de la Covid-19. La Covid-19 es ahora el mayor obstáculo financiero del BCE.

Y es que el Banco Central Europeo (BCE) ha emitido un duro informe sobre el futuro del sector financiero. La estructura bancaria de la UE ha perdido rentabilidad, dividendos e inversión debido a la reacción de temor de los grandes tenedores del capital bancario por la expansión de una curva de contracción en el PIB y colapso en la demanda de crédito.

El BCE alerta en su informe de estabilidad financiera, publicado este martes, de que “la pandemia aumenta los riesgos para la estabilidad financiera al amplificar los problemas que ya tenían el sector financiero, las empresas y los Gobiernos”.

De hecho, esos tres importantes elementos de la tríada que compone el mecanismo del Estado de bienestar (bancos, empresas y Gobierno) han adquirido enormes masas monetarias por concepto de financiamiento de los bancos centrales, créditos y presupuestos de emergencia para atender una contingencia que no hace sino incrementar la demanda social de subsidios, empleos, atención sanitaria y mecanismos de cobertura financiera a las empresas.  

Y la máxima autoridad monetaria europea señala que “pueden llegar fuertes caídas del patrimonio de los fondos de inversión y depreciación de la deuda de los Estados y de las empresas que está en los balances bancarios. Todo ello se reflejará en un potencial descenso de la rentabilidad bancaria”.

Esta proyección deja entrever que podrían generarse importantes focos de déficit fiscal en los Gobiernos que se han endeudado hasta el máximo de su capacidad para atender la emergencia social, sanitaria y humanitaria causada por la pandemia de coronavirus.

El informe del BCE, textualmente, dice que “los bancos de la zona euro, aunque ahora están mejor capitalizados, es probable que enfrenten pérdidas significativas y una mayor presión sobre la rentabilidad”. No obstante, la entidad monetaria europea hace hincapié en el documento en que “las respuestas políticas a la pandemia son esenciales para preservar la estabilidad financiera”.

Entonces, la estrategia pasa ineluctablemente por la transmisión de política monetaria mediante la expansión del crédito flexible y los subsidios no reembolsables.  

El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, ha dicho por videoconferencia que “la pandemia ha causado la contracción económica más severa en la historia reciente, pero las medidas políticas que han aplicado los Gobiernos han evitado un colapso”.

“No obstante, las repercusiones de la pandemia en las perspectivas de rentabilidad de los bancos y en las finanzas públicas a medio plazo deben ser abordadas para que nuestro sistema financiero pueda continuar apoyando la recuperación económica”, ha añadido De Guindos.

Es por ello que ahora la prioridad en Europa es refinanciar a los Estados por encima de los bancos privados, esto con el objetivo de generar un proceso de recapitalización en las empresas para que el consumo se reanime y progresivamente se recupere el tejido socioeconómico de los países de la eurozona. @mundiario