Buscar

MUNDIARIO

El BCE mantiene los estímulos a la economía europea y actuará según el impacto de la pandemia

El euro se ha apreciado y superado hoy los 1,19 dólares tras las declaraciones de Christine Lagarde. Sin embargo, ese ligero movimiento del mercado beneficia a las remesas desde Europa a EE UU y América Latina.
El BCE mantiene los estímulos a la economía europea y actuará según el impacto de la pandemia
La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde / Euronews.
La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde / Euronews.

El buró de la cúpula de poder que controla el monopolio del euro, de las influencias políticas y de las decisiones en Bruselas, el epicentro del dominio geopolítico de la Unión Europea, mantiene una estrategia ante la emergencia derivada de la pandemia de coronavirus: continuar con las medidas de estímulo fiscal en la economía para evitar un colapso que profundice la recesión en los países de la eurozona, pues la caída de ese bloque representaría la caída de los mercados y de un pilar de la arquitectura económica global.

El Banco Central Europeo (BCE) ha mantenido este jueves el volumen de compras de deuda y los tipos de interés en el 0 % y esperará a ver el impacto de la pandemia en la economía de la zona del euro, tras el repunte de los contagios en verano en países como España y Francia.

Y es que la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha reconocido este jueves en una rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno del organismo que “existen divergencias en la recuperación económica de la región dependiendo de cómo han sido afectados los países por la pandemia”.

Esto implica que la Unión Europea podría tener un proceso de recuperación desigual tras el shock de la crisis del coronavirus en la medida que las reaperturas de sus economías vuelvan a captar los flujos de capitales e inversiones que mantienen las rentas internas de salarios, empleos y empresas tras meses de confinamiento por la expansión de los contagios.

Lagarde afirmó que espera que el programa de recuperación europeo ayude a los países que han sido más golpeados por la Covid-19 y dijo que “la flexibilidad del actual programa de compras de deuda de emergencia del BCE es una herramienta que han usado para ayudar”.

Se trata de un permiso especial del BCE a los países con contracciones más severas de sus productos internos brutos para que puedan emitir deuda y obtener financiamiento del mercado de capitales con el objetivo de reanimar sus empresas, devolver empleos y reactivar el consumo.

Lagarde afirmó que el Consejo de Gobierno ha discutido la reciente "apreciación del euro", pero que no tienen un objetivo de tipo de cambio, sino que el mandato del BCE es "la estabilidad de precios".

Entonces, la prioridad de la máxima autoridad monetaria europea es garantizar el estatus del euro como una de las tres divisas más estables y seguras de la economía mundial, pues al tener incluso una posición de valor intrínseco nominalmente más alto que el dólar estadounidense, la meta del BCE es convertirlo en una divisa comercial en toda Asia y en América Latina a niveles similares o superiores a los de la divisa norteamericana.

El euro se ha apreciado y superado hoy los 1,19 dólares tras las declaraciones de Lagarde. Sin embargo, ese ligero movimiento del mercado beneficia a las remesas desde Europa a EE UU y América Latina, lo cual contribuye a incrementar la liquidez en circulación del dólar, cuando en realidad el objetivo del BCE y de la UE es que el euro tenga más protagonismo como elemento de inversión en Occidente en medio de una recesión global de la cual Europa busca ser la primera región en recuperarse plenamente.

Antes de la rueda de prensa y de que el BCE comunicara anteriormente que mantiene los tipos de interés y el volumen de compras de deuda, el euro se cambió un poco por debajo de 1,1850 dólares. @mundiario