BBVA está volviendo a ser lo que era antes de la covid-19 

Edificio del BBVA, conocido como La Vela, en Madrid. / Mundiario
Edificio del BBVA, conocido como La Vela, en Madrid. / Mundiario
A pesar de la importante caída de los márgenes, la entidad regresa a los valores que tenía previos a la pandemia. 
BBVA está volviendo a ser lo que era antes de la covid-19 

Las importantes caídas del primer trimestre de 2020 ya son parte del pasado. De hecho, ha batido el dato registrado en 2019 para ese mismo periodo. BBVA tuvo una ganancia de 1.210 millones de euros de enero a marzo de este año, regresando ya a niveles previos a la crisis del Covid-19. Y todo ello pese a la baja a doble dígito de todos los márgenes, tomando en cuenta el balanceo de las divisas. 

“En el primer trimestre de 2021 hemos obtenido unos resultados positivos en un entorno que sigue siendo muy desafiante. Además, somos uno de los bancos más sólidos y mejor capitalizados de Europa”, ha detallado Onur Genç, consejero delegado de la entidad. Pendiente está de ejecutarse todavía la venta de su filial en Estados Unidos, que permite al banco tener una importante “opcionalidad estratégica”. Con la importante cantidad de capital que atribuye esa operación, la firma planea crecer de manera rentable y ganar en eficiencia, así como incrementar el dividendo, tras un 2020 atípico; regresar a un 'pay-out' del 35-40%. 

No obstante, las cuentas arrastran una nota negativa. El margen de intereses tuvo una baja de un 14,2%; el margen bruto, un 10,8%; y el margen neto, un 13,6%. Sin embargo, tomando estas variables a euros constantes, como suele ser. Estos números se dan en plena negociación del primer ERE de BBVA. En un inicio se pensaba que afectara a casi 3.800 trabajadores, pero justamente ayer el banco propuso a los sindicatos rebajar esa cifra en 350 con reubicaciones dentro del grupo. 

Compromisos adquiridos  

Del mismo modo, la entidad se ha comprometido con los representantes de los trabajadores a recolocar al 100% de los que fueron despedidos con un contrato indefinido o autoempleo. Motivado a esto cuenta con el trabajo de la empresa Randstad, especializada en este tipo de procesos. 

Dentro de los resultados de la entidad se detalla que a cierre de marzo de 2020 contaba con 126.041 empleados, mientras que ahora en 2021 ha reducido dicha cifra a 122.021 trabajadores. Esto quiere decir algo más de 4.000 personas que han salido del banco de manera sigilosa, es decir, fuera de procesos masivos de ajustes de empleo. En términos de oficinas, en un año BBVA también ha ido a la baja: en este momento posee440 sucursales menos que en marzo del ejercicio pasado.  

En los primeros tres meses del 2020 el resultado atribuido fue de -1.792 millones de euros, debido principalmente a las provisiones por el Covid y los ajustes en el fondo de comercio norteamericano. Dichos inconvenientes ya son parte del pasado, sin registrar dotaciones específicas por la pandemia, en línea también, en general, con el resto de entidades que presentan resultados estos días. En una posición parecida con ello, los gastos de explotación descendieron un 7% hasta 2.304 millones de euros, aunque a euros constantes registran un ascenso del 1,8%. 

En lo que se refiere a la rentabilidad, el ROE sube hasta el 9,3%. La tasa de mora, por su parte, sube tres décimas hasta el 4,3% con una tasa de cobertura del 81%. Del mismo modo, el ratio CET1 'fully loaded' queda en 11,88%, una mejora de 15 puntos básicos en interanual. 

Específicamente en las áreas de negocio destaca el resultado atribuido en nuestro país. Dentro de enero y marzo del año pasado, España fue la única región que registró pérdidas (130 millones); ahora esa situación se ha revertido y se apunta unas ganancias en el área de 381 millones, siendo la segunda zona que más aporta tras México (493 millones). @mundiario

 

BBVA está volviendo a ser lo que era antes de la covid-19 
Comentarios