Buscar

MUNDIARIO

Los banqueros que hundieron al banco más antiguo del mundo son condenados

El Gobierno de Italia tuvo que rescatar a la entidad en 2016 con 20.000 millones de euros y pasó a ser propiedad del Estado hasta 2021, cuando está previsto su venta.

Los banqueros que hundieron al banco más antiguo del mundo son condenados
Una sede del banco italiano Monte dei Pasch. / El País
Una sede del banco italiano Monte dei Pasch. / El País

Firma

Isaías Morales

Isaías Morales

El autor, ISAÍAS MORALES, periodista, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en Periodismo en la Facultad de Comunicación de la Universidad del Istmo, en Guatemala. @mundiario

La crisis del Monte dei Paschi di Siena (MPS), el banco en funcionamiento más antiguo del mundo, parece llegar a su fin. Un tribunal de Milán condenó el viernes al expresidente de la entidad, Giuseppe Mussari, y a otros antiguos dirigentes por enmascarar el mal estado de las cuentas de esta entidad (fundada en 1472) tras la compra al Santander del banco Antonveneta en 2008, justo antes de la caída de Lehman Brothers y del inicio de la crisis mundial.

Mussari recibió una condena de siete años y seis meses de prisión; mientras el antiguo director general, Antonio Vigni, a seis años y tres meses; el exdirectivo Daniele Pirondini a cinco años y tres meses, el ex responsable financiero Gianluca Baldassarri a cuatro años y ocho meses, y el antiguo tesorero Marco di Santo a tres años y seis meses. En total, 13 antiguos directivos del MPS, Deutsche Bank y Nomura han sido condenados.

Hasta ahora, todos los dirigentes del Monte dei Paschi imputados por la quiebra del banco habían sido absueltos. Sin embargo, la dureza de las penas y el hecho de que el proceso haya estado pilotado desde el tribunal de Milán (y no desde Siena), que cuenta con una de las unidades de investigación de delitos financieros más avanzada de Italia. Da la impresión de que se trata de un punto de inflexión en el tratamiento judicial que hasta ahora había tenido la entidad.

El MPS compró en 2008 el banco Antonveneta sin apenas haber hecho un análisis de las cuentas ni tener la solidez patrimonial suficiente, como admitió su presidente, Giuseppe Mussari. La adquisición se produjo en el pico más alto del mercado, justo antes de que se desplomase la economía mundial. @mundiario