Bankia cerró el tercer trimestre con un beneficio neto de 739 millones

José Ignacio Gorigolzarri, jefe de Bankia.
José Ignacio Gorigolzarri, jefe de Bankia.

El banco compartió sus números y sus números son un 1% más en la comparación interanual gracias a las menores provisiones.

Bankia cerró el tercer trimestre con un beneficio neto de 739 millones

El beneficio neto atribuido de Bankia entre enero y septiembre subió hasta los 739 millones de euros, lo cual es una subida apenas del 1% en la comparación internanual. El resultado es sustentado en las menores provisiones (especialmente a raíz de la caída de la morosidad) así como los mayores resultados por las operaciones financieras. De esta forma, el banco ha alzado sus ingresos por comisiones un 4% y ha logrado recortar sus gastos en un 3%, mas el golpe por los tipos de interés y la caída del crédito han llevado a que caigan todos los márgenes de la cuenta de resultados del banco.

Así, los datos más bajos son los del margen de intereses, que cayó en septiembre un 10% en relación al mismo periodo del año pasado. El volumen de crédito se ha desmoronado también eun 1% en tanto que los depósitos cayeron eun 4,3%. Este banco, presidido por José Gorigolzarri, ha caído los saldos morosos en un 11,2%, las provisiones en un 13,3% y el ratio de morosidad se ha estancado en un 8,8%, en relación al 9,8% del año pasado, explica El País. La tasa de cobertura también se ha ido en picada desde el 55,1% hasta el 53,8%.

El banco, controlado por el Estado en un 67%, confiesa que la caída del margen financieros se debe al entorno de tipos de interés en negativo que sigue lastrando la cartera hipotecaria del banco, especialmente conectada a tipos de interés variables, y al rendimiento de los bonos de la Sareb, con una rentabilidad de prácticamente cero, explica el mismo medio.

En cuanto a las comisiones, los ingresos se alzaron hasta los 636 millones, que representa una subida del 4,1% debido al aumento del número de clientes y su mayor vinculación, lo cual se ha reflejado en gran parte en la generación de ingresos en los medios de pago, fondos de inversión y seguros.

El margen bruto contuvo su caída hasta el 2,5% una vez que el resultado por operaciones financieras subió hasta los 314 millones de euros, es decir un 70,6%. Esta alza se debe a las ventas de carteras de renta fija en especial entre enero y junio como un adelanto a la evolución de los tipos de interés.

Moderación de las salidas

De igual forma, explica el periodista Íñigo de Barrón, la contención de gastos de administración cayeron en un 3,1%, lo cual colaboró para que el ratio de eficiencia se quedara estable en un 48%, prácticamente el mismo nivel que al cierre de septiembre del año pasado, y la mejor cifra entre los grandes bancos en España es su negocio doméstico, comunicó el banco.

José Sevilla, consejero delegado de Bankia, explicó en una nota emitida para la prensa que "en un entorno complejo de tipos de interés, la entidad ha conseguido incrementar sus beneficios gracias a la buena dinámica comercial. Cada vez tenemos más clientes, más vinculados y más satisfechos que compran más productos de valor añadido, y concedemos más crédito tanto a particulares como a grandes empresas y pymes”.

El banco, vale recordar, se encuentra trabajando en su fusión con el BMN, encabezado por la antigua Caja Murcia. El titular del Ministerio de Economía, Luis de Guindos, explicó en septiembre que el Estado preparaba la colocación de entre el 7% y el 9% del capital de Bankia; ahora mismo controla el 67% de los títulos bursátiles. No obstante, la crisis catalan los obligó a reprogramar los planes del ministerio.

Nuevos clientes

En el transcurso del año pasado, el banco ha ganado un total de 141.000 clientes, mientras los usuarios con ingresos domiciliados subieron hasta 103.000, mientras que el número de tarjetas llegó hasta 168.000.

En cuanto a su solvencia, el banco mejoró sus números gracias a un ratio de capital CET1 BIS III "fully loaded", que es el de mayor calidad y el más seguido por los analistas, del 14,16%, lo que representa un total de 34 puntos básciso más que en el segundo trimestre. La cifra de capital no cuenta con las plusvalías en las carteras de deuda soberana, explica de Barrón. Si se hubiese incluido, el ratio habría sido del 14,55%. Este dato, no obstante, no tiene por qué ser compartido a las autoridades.

Los encargados de supervisar el capital reguolatorio, conocido como phaes-in, el ratio de capital CET1 BIS III, que alcanzó el 15,81%, lo que supone 1,11 puntos porcentuales más al comparar los datos con los de diciembre (es decir un 14,7%) y hasta 45 puntos básicos por encima del cierre del segundo trimestre. La rentabilidad sobre recursos propios (ROE) cayó del 8,2% hasta el 8,1%, cierra el mismo medio.

Bankia cerró el tercer trimestre con un beneficio neto de 739 millones
Comentarios