Buscar

MUNDIARIO

El Banco de Venezuela confirma la picada del 63% del valor del bolívar

La divisa venezolana sigue su caída libre y ahora el dólar se compra a 2.010 bolívares. En su última cotización, el precio era de 728 bolívares por billete verde.

El Banco de Venezuela confirma la picada del 63% del valor del bolívar
Murales con la imagen del bolívar.
Murales con la imagen del bolívar.

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

El régimen venezolano ha anunciado la séptima reestructuración en el control de cambios que se aplica en Venezuela desde febrero de 2003. El Banco Central de Venezuela (BCV) confirma así las dos nuevas tasas de cambio oficiales, una paridad con la que cambiará el Sistema Complementario de Divisas (Dicom), con lo que el dólar pasará a estar a 2.010 bolívares, una devaluación del 63.9% en relación a su última cotización, que fue de 728 bolívares por cada billete verde.

Las huestes de Nicolás Maduro habían anticipado la semana pasada la nueva edición del Dicom, que debería aprovecharse para importar todos aquellos bienes que no son esenciales, pues hay una tasa de hasta 10 bolívares por cada dólar usado para traer alimentos e insumos básicos. A causa de la crisis, el jefe de Estado decidió recortar las importaciones y deja apenas unas divisas para subastar. De igual forma, el sector privado ha dejado ver su interés en entregar sus divisas al BCV puesto que en el mercado negro la moneda estadounidense se cotiza en hasta 6.100 bolívares.

Estas nuevas tasas impactarán en la formación de los precios y respeta la estructura de distorsiones que han llevado a Venezuela a ser la peor economía en el mundo en cuanto a su desempeño. El año pasado, la república bolivariana sufrió una inflación que estuvo siempre entre el 550% y 720%, de acuerdo a cálculos hechos por la Asamblea Nacional, en el primer porcentaje, y el Fondo Monetario Internacional (FMI), el segundo. El Producto Interno Bruto (PIB), por su parte, se redujo en un 8%.

En esta nueva etapa el BCV ofreció hacer dos subastas por semana. El banco central fijará el precio mínimo y máximo del dólar. Los venezolanos tendrán derecho a comprar hasta unos 2.000 dólares anuales y 500 trimestrales y a las compañías se les dará hasta 400.000 dólares al mes. Para poder competir por las divisas deberá registrarse en la página de internet oficial de la entidad.

Este proyecto arrastra muchas dudas. De entrada, no se tiene certeza de si las empresas adjudicadas podrán traer de vuelta a sus despachos las divisas que obtengan por los problemas que vengan con este control cambiario. Aparte, los recaudos son una traba. La última semana, justo cuando se llamó a la primera subasta, los interesados aseguraron que no era posible inscribirse en el sisteam de forma tan simple como el régimen publicitó. Acusaron que era necesario insistir durante mucho tiempo en el portal. El Gobierno debe ingeniárselas para sostener una oferta constante y suficiente a fin de forzar la caída del precio del dólar en el mercado negro. Y eso, viendo la endeble situación económica del país caribeño, se antoja al menos muy difícil.

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Economía.