Buscar

MUNDIARIO

El Banco de Suecia iniciará las pruebas de un proyecto con una moneda electrónica

El gobierno sueco apuesta por una transformación total de su sistema financiero a la economía digital. 
El Banco de Suecia iniciará las pruebas de un proyecto con una moneda electrónica
La bandera nacional de Suecia y el nombre de su proyecto monetario, la corona electrónica.
La bandera nacional de Suecia y el nombre de su proyecto monetario, la corona electrónica.

Firma

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

El autor, RICARDO SERRANO, colaborador de MUNDIARIO, es un periodista venezolano especializado en política y economía con experiencia en diversos periódicos de Venezuela y un portal web de Argentina.

La tecnología financiera ya no solo forma parte de los grandes conglomerados empresariales del mundo, sino que ahora también se expande hacia las dinámicas internas de los países y sus gobiernos. Uno de los pioneros europeos en crear su propia moneda electrónica es Suecia, miembro de la Unión Europea. Y es que el Banco Nacional de ese país anunció este viernes que pondrá en marcha una prueba piloto para emitir una nueva moneda electrónica que funcione a futuro como complemento del dinero en efectivo.

La moneda se conocería como la e-corona o corona electrónica, que deviene del nombre de su moneda nacional; la corona sueca. Se trata de un elemento clave que podría dinamizar aun más la estable economía de Suecia, un Estado que a pesar de ser miembro de la Unión Europea, no forma parte de la Eurozona, que es el espacio comprendido por los países europeos que adoptaron y mantienen el euro como moneda de uso común.

El proyecto, que se llevará a cabo hasta febrero de 2021 con posibilidad de ser prolongado, pretende simular en un entorno de prueba el uso de una corona electrónica (e-krona) para hacer pagos, depósitos y retiros de dinero a través de una aplicación de teléfono móvil, aparatos portátiles o relojes inteligentes, según detalles divulgados por el Gobierno de Suecia con datos del Banco Central.

"La solución técnica estará basada en la tecnología blockchain (cadena de bloques)", informó en un comunicado el Riksbank.

Esa tecnología es la nueva revolución digital que ha dominado las finanzas mundiales, pues ha creado una especie de economía global paralela a los flujos de capital tradicionales emitidos por los bancos centrales y movilizados por las grandes empresas nacionales y transnacionales del mundo. 

"No se ha tomado aún ninguna decisión sobre la emisión de una e-krona, cómo sería diseñada o qué tecnología podría usar. El propósito principal de este proyecto piloto es mejorar el conocimiento del Riksbank sobre cómo funcionaría una moneda digital para un banco central", consta en el comunicado.

Suecia es un país donde solo el 1% del dinero que circula está representado en billetes, es decir, coronas en efectivo, mientras que el resto es de libre uso en tarjetas de débito y crédito. Sin embargo, el gobierno sueco planea llevar adelante una transformación total de su sistema monetario a la corona electrónica con nuevas cualidades financieras y económicas intrínsecas. 

El Riksbank ya había anunciado en noviembre de 2016 su intención de estudiar en los próximos años si recurriría o no al uso de una moneda electrónica ante el descenso progresivo del remanente uso de efectivo en Suecia. @mundiario