El Banco de España supervisa que las entidades no exijan contratos a los clientes que pidan avales

banco
Sede del Banco de España en Madrid / alnavio.com
Los bancos privados no tienen la facultad jurídica para exigir a sus clientes la apertura de contratos por instrumentos financieros a cambio de obtener aprobación para recibir avales públicos.
El Banco de España supervisa que las entidades no exijan contratos a los clientes que pidan avales

La máxima autoridad monetaria de España se mantiene atenta para evitar que desde el sector bancario nacional se condicionen los beneficios que por ley los clientes y ciudadanos cuentahabientes pueden recibir en forma de liquidez que el Gobierno aprobó como paquete de estímulo económico ante la crisis del coronavirus.

Y es que en las redes sociales han aparecido vídeos de supuestos clientes de bancos a los que se les había exigido contratar seguros de vida o tarjetas si querían acogerse a los créditos o las líneas de liquidez con aval del Estado, algo que no está permitido en el contrato firmado entre el sector y el Instituto de Crédito Oficial (ICO), gestor de esta línea.

Esto implica que los bancos privados no tienen la facultad jurídica para exigir a sus clientes la apertura de contratos por instrumentos financieros de la entidad a cambio de obtener aprobación para recibir créditos avalados por el Gobierno en cuotas de liquidez a términos de pago flexibles.

Los usuarios y clientes en las redes sociales han denunciado la situación, según reportó El País. Sin embargo, muchos de ellos desean tener acceso a líneas de crédito procedentes del paquete de 20.000 millones de euros en avales que el Estado inyectó a los bancos la semana pasada, una partida presupuestaria de la que podrían derivar financiamientos bastante importantes por el orden promedio de hasta los 10.000 euros por cliente empresarial.

La autoridad financiera española emitió un comunicado en el que recuerda que en el marco de sus competencias y en colaboración con el ICO, "el Banco de España requiere a las entidades financieras que la aprobación y difusión en su red de los correspondientes protocolos de comercialización se ajuste a dichas condiciones y que establezcan los sistemas de control interno necesarios para garantizar en todo momento el cumplimiento de los requisitos aplicables".

Esa declaración implica que los bancos privados deberán ajustarse a las reglas de flexibilización y priorización de los requerimientos de clientes con una solvencia que en estos tiempos de crisis y recesión parcial se ve reducida por el alto impacto económico de la pandemia en el consumo, la actividad empresarial, la oferta, la demanda, la inversión y la liquidez tanto de particulares como de empresas. @mundiario

El Banco de España supervisa que las entidades no exijan contratos a los clientes que pidan avales
Comentarios