Buscar

MUNDIARIO

El Banco de España estima que solo se ha recuperado el 42% del empleo perdido por la crisis

Cada vez son menos los trabajadores que se insertan en el sistema de cotización de los fondos que van dirigidos al sistema de pensiones para las generaciones laborales salientes.
El Banco de España estima que solo se ha recuperado el 42% del empleo perdido por la crisis
Sede del Banco de España / ALnavío.
Sede del Banco de España / ALnavío.

El mercado laboral en España pasa por el peor momento de su historia. La pandemia de coronavirus lastró la capacidad del mercado de trabajo para reconstruir su infraestructura financiera y de capital humano tras el shock de una crisis que ha descompuesto el tejido socioeconómico. En el país ibérico, hay empleo para menos de la mitad de la población económicamente activa.

Y es que el Banco de España calcula que el incremento de la afiliación media a la Seguridad Social en algo más de 330.000 trabajadores desde los mínimos de abril hasta final de agosto "solo ha permitido recuperar un 42 % del empleo que se perdió entre febrero y abril", los meses de mayor impacto de la pandemia del coronavirus.

Esto implica que cada vez son menos los trabajadores que se insertan en el sistema de cotización de los fondos que van dirigidos al sistema de pensiones para las generaciones laborales salientes. Esos 330.000 trabajadores representan unos 346 millones 500.000 euros en pagos de salarios activos, pero los otros 400 mil, aproximadamente, de personas desempleadas se traducen en 420 millones de euros en salarios que no están circulando como rentas destinadas a alimentar el consumo de las familias.

En unos datos publicados hoy del próximo informe trimestral de la economía española, el organismo añade que “el perfil mensual de la afiliación evidencia que la mayor parte de la recuperación del empleo se ha concentrado en los meses de julio y agosto”, y advirtió de que “en la segunda quincena de agosto los datos mostraron un cierto agotamiento en esta senda de recuperación”.

Por lo tanto, aunque España está en una leve fase de moderación en la velocidad de caída de la curva de la recesión, el ciclo se mantiene en negativo y podría elevar la tasa de desempleo a un 15%, lo cual incidiría en el gasto público del Gobierno en subsidios y eso tendría un alto impacto en el consumo y en la inflación, hasta ahora controlada. @mundiario