Buscar

MUNDIARIO

Banco de España: Las condiciones laborales de los jóvenes eran malas antes de la pandemia

La reducción de los salarios y del poder de compra en la población juvenil española se debe a los factores de estancamiento de las empresas, según el ente emisor. 
Banco de España: Las condiciones laborales de los jóvenes eran malas antes de la pandemia
Jóvenes españoles trabajando en un taller de carpintería / cronicaglobal.com
Jóvenes españoles trabajando en un taller de carpintería / cronicaglobal.com

La crisis económica ha llegado a España para quedarse, no por siempre, pero sí durante un largo tiempo en la medida que el Gobierno tarde más en reaccionar al shock social que ha generado en la fuerza laboral y en la dinámica cotidiana del país el confinamiento y la paralización de la actividad económica y comercial. Los jóvenes son las principales víctimas del impacto económico de la pandemia. 

Pero esta no es una crisis nueva. El deterioro de la fuerza laboral se ha profundizado debido a las condiciones de precariedad que ya existían en la oferta empresarial y en las oportunidades de captación del talento y del capital humano en el segmento más joven de la población española. Es por ello que el Banco de España alerta en un informe de que los jóvenes ya se enfrentaban a un empeoramiento de las condiciones salariales antes de la pandemia del coronavirus. La Gran Recesión truncó sus perspectivas laborales.


Quizás también te interese:

El Banco de España planea subir los alquileres sociales como meta para frenar los precios

La caída del empleo supuso un impacto muy grande que los adolescentes recién salidos del sistema educativo debieron enfrentar por la contracción del sector privado a causa de la retracción de la inversión extranjera directa y la inversión local. El gran obstáculo es que, con una tasa de paro que asciende a más del 14,3%, hay tan poca oferta de empleo, que la crisis no se resolverá con insertar ni siquiera al 30% de ese segmento en el mercado laboral.

Hasta que empezó la crisis de 2008, lo normal era que cada nueva generación consiguiera ganar más que la anterior, en parte porque estaban mejor formados y también porque se expandían las oportunidades de empleo con mejores cargos y roles a medida que las empresas crecían durante el boom económico antes de la Gran Recesión de 2010. Sin embargo, en las nuevas generaciones los salarios de los trabajadores más cualificados han ido disminuyendo respecto a lo que se cobraba antes. Y las retribuciones de los poco formados han quedado congeladas.

Esto se debe a la demanda crece, pero no así la capacidad de las empresas para crecer, aunado al hecho de que las tasas de ahorro se han contraído por la inflación y la escasez de créditos derivados de las crisis laborales, fiscales y económicas que a ha pasado el país. Hoy, todas ellas han vuelto con el shock de la pandemia de coronavirus.

Un estudio del ente emisor reveló que los salarios han caído en mayor medida para los trabajadores jóvenes con estudios bajos, que han estado más lastrados por el paro, la rotación entre puestos de trabajo y las jornadas por horas.

Pero el informe va más allá. Sostiene que además de la crisis hay otros motivos que también están influyendo: “El fenómeno de salarios medios más bajos observado tras la crisis financiera para las generaciones más recientes podría obedecer no a causas relacionadas principalmente con la posición cíclica de la economía, sino a factores de naturaleza estructural y, por tanto, tendrían un carácter más permanente”.

Es decir, la reducción de los salarios y del poder de compra en la población juvenil española se debe a los factores de estancamiento de las empresas, las modificaciones laborales de los proveedores de empleo y la educación, lo que escapa de cualquier escenario sobrevenido por una crisis de carácter macroeconómico, como la que actualmente enfrenta España por el impacto del coronavirus. @mundiario