El Banco de España avisa de que los efectos de una vacuna tardan en llegar al PIB

2020040621124437189
Sede del Banco de España / Mundiario.
Es indispensable que la confianza de la población sea reconstruida para que los mercados puedan destinar más capitales en inversiones de potenciales empresas que sepan captar la demanda entrante.
El Banco de España avisa de que los efectos de una vacuna tardan en llegar al PIB

La recesión histórica que sacude la economía española comienza a entrar en una fase donde la curva de caída en la generación de riqueza se hace cada vez más pronunciada. Mientras el empleo no termina de recuperarse y la pandemia continúa generando un clima de retracción social por el miedo instintivo al contagio, la dinámica de los intercambios económicos no se acelera a niveles que permitan reincorporar los capitales perdidos por el shock de la pandemia cuando el brote estalló en marzo.

Es por ello que el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha valorado este lunes la posibilidad de que “pueda haber una vacuna contra la covid-19 a principios de año”, pero ha avisado de que “sus efectos sobre la actividad tardarían en percibirse”.

Esto implica que mientras no se produzca el proceso de inmunización, no habrá una recuperación de la percepción social de confianza en la reactivación civil y económica plena por el impacto que han tenido los rebrotes en la senda de reanimación leve del consumo tras el levantamiento del confinamiento en julio. 

Durante la intervención del gobernador en la Conferencia anual de la Asociación de Mercados Financieros, Hernández de Cos ha señalado que “de confirmarse una vacuna, debería servir para mejorar la confianza y eliminar los escenarios económicos más negativos derivados de la peor evolución actual de la pandemia”.

Por lo tanto, es indispensable que la confianza de la población sea reconstruida para que los mercados puedan destinar más capitales en inversiones de potenciales empresas que sepan captar la demanda entrante conforme a los nuevos patrones de consumo derivados de esta llamada “nueva normalidad”, lo que creará nuevos empleos, nuevas rentas y mejores trayectorias hacia la recuperación del bienestar socioeconómico a partir del impulso del sector privado, especialmente en las áreas de comercio y servicios, que son los más pujantes en la economía española. @mundiario  

El Banco de España avisa de que los efectos de una vacuna tardan en llegar al PIB
Comentarios