Buscar

MUNDIARIO

El Banco de España alerta de que los efectos de la crisis durarán más de lo previsto

La institución avisa de que hace falta una estrategia a varios años de corrección del agujero presupuestario para que no acabe suponiendo "una carga excesiva ni para las generaciones actuales ni para las futuras”.
El Banco de España alerta de que los efectos de la crisis durarán más de lo previsto
Banco Central. / Pixabay
Banco Central. / Pixabay

Maira Perozo

Periodista.

La autoridad financiera destaca que la crisis, aunque temporal, será más duradera de lo que se anticipaba. El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha empeorado este lunes sus previsiones económicas.

En concreto, Hernández de Cos, descarta que la economía vaya a caer solo un 6% como ponía en su primer escenario de tres. Esta vez, considera que la perturbación pueda ser más larga de lo anticipada y se sitúe entre el segundo escenario, que daba un 9% de caída, y el tercero, que cifraba el desplome en un 13%.

Es decir, al cierre de 2021 no se habrán recuperado los niveles de actividad. Y ve el riesgo de escenarios incluso “más desfavorables” y que pueden durar más tiempo ante la elevada incertidumbre creada por el coronavirus. Siguiendo el orden, el gobernador ha advertido a los diputados de que hace falta una estrategia a varios años de corrección del agujero presupuestario para que la deuda no acabe suponiendo "una carga excesiva ni para las generaciones actuales ni para las futuras”.

Ahora habrá que gastar con contundencia para alejar un hundimiento mayor y paliar las pérdidas de rentas. “La política fiscal es la primera línea de defensa para evitar una pérdida de tejido productivo” y “no hay otra alternativa sensata”, ha señalado.

Por lo cual, ha precisado que esta respuesta debe ser temporal y bien diseñada. Saca cuentas y prevé que el coste de mantener el estímulo será muy elevado. La deuda pública se disparará hasta el entorno del 120% del PIB y habrá un agujero en las cuentas por cerrar.

No bastará con una solución europea, que hasta el momento ha sido califica de “insuficiente” y que “ha de avanzar”, ha subrayado Hernández de Cos. Y ha añadido que "hace falta un esquema de compartición de riesgos para financiar a los Estados en condiciones comparables más allá del BCE".

Según ha relatado el gobernador, el déficit estructural ya era del 3% del PIB al cierre de 2019, a lo que habrá que añadir varias décimas de PIB por el mayor gasto en sanidad, otras dos o tres por el coste de la deuda, varias por la renta mínima y un punto de PIB a lo largo de esta década por las pensiones al haber suprimido la reforma del sistema aprobada por el PP.

“Hace falta un ajuste de medio punto de PIB a partir de 2020”, ha afirmado. Esto es: unos 6.000 millones al año. La idea del gobernador es hacerlo creíble, detallado a varios años y con el respaldo amplio de los partidos. Solo así se podría ganar credibilidad ante los mercados, ha apuntado Hernández de Cos.

El gobernador no ha detallado cómo abordar el ajuste; pero ha mencionado una revisión del gasto y una ampliación de bases impositivas, es decir, recortes y ahorros en gasto y subidas de impuestos. Al mismo tiempo, Hernández de Cos ha reclamado una ambiciosa agenda de reformas estructurales, que eran necesarias, mucho más ahora tras la pandemia por el elevado paro, el crecimiento bajo y el envejecimiento de la población. El gobernador ha incidido en que España es más vulnerable por su elevada dependencia del turismo o la hostelería, muy afectados por las medidas de distanciamiento social. Por ello considera que “hay que facilitar la reestructuración sectorial y entre empresas con reformas estructurales". @mundiario