El Banco Central Europeo condiciona las economías de los países del sur de Europa

Mapa de Europa. / Septem Trionis.
Mapa de Europa. / Septem Trionis.

Los países del sur de Europa se encuentran inmersos en graves problemas de alta deuda pública y fuertes déficits anuales en la balanza de pagos, explica este autor.

El Banco Central Europeo condiciona las economías de los países del sur de Europa

En 2012 Europa padecía grandes problemas, las economías española e italiana al punto de ser rescatadas y el euro con anuncio de ruptura. Además el sistema bancario europeo tenía problemas de crédito.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, toma medidas: baja el tipo de interés al 0,75% y además presta 1,1 billones de euros (LTRO, subastas de liquidez a pagar en tres años) a los bancos europeos.

El 26 de julio de 2012 en Londres, Mario Draghi,  “Supermario”, dijo las palabras mágicas: “Haré todo lo posible para salvar el euro y créanme, será suficiente”.

La prima de riesgo española estaba por encima de 600 y la italiana por encima de 500, después de escuchadas estas palabras, el euro se revalorizó frente al dólar, la prima (lo que es necesario pagar por encima del tipo de interés del BCE para vender bonos y poder seguir financiándose) bajó más de 50 puntos en ambos países. Además el BCE dejó de pagar intereses a los depósitos. Esta confianza hizo subir la renta variable.

Este plan de compra de deuda permitió que no se llevase a cabo la ruptura del proyecto europeo y del euro como moneda común, bajó la presión sobre España y permitió respirar (y sacar pecho) al presidente del gobierno Mariano Rajoy.

En septiembre, “Supermario” volvió a establecer otro programa de compra de deuda, el OMT, por si fuese necesario en Europa.

En el 2013 siguieron bajadas del tipo de interés hasta el actual del 0,25%. Las economías española e italiana ya no son sospechosas de ser rescatadas, ambas salen de la recesión y no es necesario pensar en rescates. La economía empieza a crecer. No obstante Europa tiene varios problemas en la actualidad.

Problemas concernientes al sur de Europa:

-Una mayúscula Deuda Pública en Grecia, Portugal, Irlanda, España, Italia y Francia. Deuda que muchos economistas piensan que no va a ser posible pagarla, al menos en las actuales circunstancias.

Los intereses de esta enorme deuda aumentan año tras año y estos países no ponen los medios para reducir los déficits públicos, por lo que se vuelve a incrementar la deuda otra vez. Es un bucle sin fin: bajada de ingresos, pago de intereses, aumento de deuda.

Mientras tanto, los países del norte imponen a los del sur:

-Reducir el déficit público hasta el -3.5%.

Implica o subir más los impuestos (IRPF, Sociedades, IVA, Especiales, Patrimonio. Con menores ingresos se contrae la economía, el consumo, produce más recesión y más paro) o bien reducir el gasto público.

-Recortes sociales, reforma laboral, bajada de salarios y prestaciones. Lo que produce menos consumo, aumento del paro, menos ingresos públicos para pagar pagos corrientes: sanidad, educación, pensión jubilación e intereses de la deuda. Entretanto los del norte con una prima de riesgo más baja se financian mucho  mejor y así fabrican y exportan más.

Debido a ello los países de la zona euro del sur de Europa tienen las manos atadas en cuanto al desarrollo económico y a resolver el problema del paro, sobre todo el paro juvenil.

La situación actual del área euro es de permisividad. Es necesario que los países del sur negocien con los del norte un cambio de Política Económica.

Negociar significa ceder por ambas partes, no aceptar imposiciones por ninguna parte, no tener que llegar a una desunión europea, al fracaso y eliminación del euro como moneda única. Nos jugamos el euro y la Unión Europea.

¿Qué puede hacer Europa para solucionar los problemas? Veamos los problemas comunes a la totalidad de Europa:

1-Falta de crédito. En Europa en el año 2013 el crédito en ha bajado a familias y empresas un 2,3%. Los bancos están muy endeudados y tienen dificultados para financiarse. Soluciones:

-Inundaciones de liquidez. Aumenta el crédito para las PYMES.

-Bajada de los tipos de interés, desde el 0,25% actual.

-Poner un interés negativo a los depósitos en el BCE.

-Crear la Reserva Federal Europea. Cada año comprar papel (Bonos, Obligaciones, Deuda Inmobiliaria) de los estados miembros en la proporción que cada año apruebe el parlamento europeo sobre cada país. Con ello se pondrá más dinero en el mercado bancario y empezará a fluir el crédito a las empresas y familias. La Reserva Federal Americana ha comprado dos billones de euros mediante este sistema para inyectar liquidez a la economía y solventar los problemas de falta de circulante, de préstamos y del paro en EE UU.

-La Deuda Pública emitida hasta ahora por los países citados del sur, tienen la garantía de cobro.

-Si fuese necesario, conceder a algún país del sur dos años de cadencia para pagar intereses+deuda.

2-Inicios de inflación. En Europa los precios han subido en 2013 un 0,7%, cuando se esperaba un 1,4%. Puede ser peligroso, si bajan los precios las empresas tienen menos beneficios, recortan costes, aumentan despidos. Mientras que con la inflación se rebajan las deudas pendientes.

Soluciones:

-Subir salarios mínimos en la CE, como en Alemania y Reino Unido. Con mayores ingresos las clases medias y baja pueden consumir más. Subir pensiones y subsidios a los más necesitados, subidas que no irían al ahorro sino al consumo.

3-Emergentes. Al descender su crecimiento, las exportaciones europeas bajan. Es preciso negociar unas barreras en los países del área euro:

-Negociar unas restricciones a las importaciones de productos terminados (ver al caso de China que nos bombardea con sus productos a precios dumping, en base a unos salarios internos de subsistencia, sin seguros sociales, sin cuidado del medioambiente).

-Negociar restricciones al movimiento de capitales desde o hacia paraísos fiscales.

-Negociar la entrada de personas de países fuera de la CE, sin el correspondiente permiso de trabajo.

Todo ello para que las economías de los países miembros del euro puedan salir de esta brutal crisis a la que no se ve fin próximo.

Conclusiones:
-Es de esperar que se pueda llegar a acuerdos entre el sur, endeudado, y el norte, prestamista. En próximas reuniones de la CE puede ser el momento de plantearse la negociación de una nueva Política Económica para Europa.
Lo que no tiene sentido es que los países del norte se financien al 0,25-1% mientras los países del sur, en la misma órbita Europea, se financien al 3,5-4%.
-Será preferible un mal arreglo entre las partes que no llegar a nada en una negociación que se ve inaplazable dado el cariz que ha tomado la crisis financiera  y de confianza que nos ha llegado desde EE UU.
-Con la Política Económica imperante hay en día en Europa, es casi seguro que no se llegue a pagar la deuda, muchos países tendrán que salirse del euro para emitir su propia moneda y así poder financiarse en el mercado libre. Esto podría generalizarse en los diversos países del Sur, llevando a la desaparición del euro, a crear monedas nacionales y a aplazar el pago de la deuda.

 

El Banco Central Europeo condiciona las economías de los países del sur de Europa
Comentarios