La banca española enfrenta la crisis con el nivel de capital más bajo de Europa

banco
Una agencia del Banco Sabadell en Madrid / elindependiente.com
El riesgo del capital bancario español está relativamente controlado, pero su volumen no está equilibrado on los niveles óptimos que poseen el resto de los países de la zona euro.
La banca española enfrenta la crisis con el nivel de capital más bajo de Europa

En España, el sistema bancario no pasa por su mejor momento. La austeridad y la escasez de liquidez ha llegado, no para quedarse por un tiempo indefinido, pero sí para instalarse en el actual ejercicio fiscal como uno de los grandes obstáculos que impedirá el crecimiento del sector al final de 2020. En esta coyuntura, el ‘cisne negro’ de la pandemia de coronavirus dio un verdadero shock que, por la contracción del consumo a causa del confinamiento, lastró las solicitudes de créditos de las empresas y estas dejaron de pagar la fluida cantidad de dividendos que se registraba hace unos meses antes del inicio de la crisis sanitaria. Europa tiene el epicentro de su ‘pandemia financiera’ en la banca española.

Y es que la Autoridad Bancaria Europea (EBA) por sus siglas en inglés, ha publicado este lunes el séptimo ejercicio de transparencia en toda la UE. “Esta divulgación de datos adicional se produce como respuesta al brote de la covid-19” con datos al 31 de diciembre de 2019, antes del inicio de la crisis.


Quizás también te interese:

Inconformidad y polémica por el reparto del fondo de 16.000 millones entre las comunidades


Esto implica que el impacto macroeconómico de esta aguda retracción de capital se debe también a las perspectivas negativas que los inversores ven en el sistema financiero, por lo cual destinan menos fondos para generar rendimientos y la base de liquidez de la banca privada cae a niveles alarmantes.

Según la Autoridad, “los datos confirman que el sector bancario de la UE entró en la crisis con posiciones de capital sólidas y una mejor calidad de los activos, pero también muestra la importante dispersión entre los bancos”.

Por lo tanto, el problema exacto no se halla en el flujo de capitales, sino en la falta de préstamos interbancarios a causa de la misma crisis, lo que frenó en seco el ciclo de retroalimentación de la banca privada entre los circuitos de consumo financiero sectorial.

Precisamente, en esta dispersión de datos destaca negativamente el sector español, que ha entrado en la crisis con una ratio de capital de máxima calidad, denominado CET 1 fully loaded, del 11,9%, el más bajo de los 27 países analizados e inferior a la media europea, situada en el 14,8%, según detalla el reporte de la Autoridad Bancaria

Es decir, el riesgo del capital bancario español está relativamente controlado, pero su volumen no está equilibrado con los niveles óptimos que poseen el resto de los países de la zona euro.

Este es un problema tradicional en la banca española, que asegura que el negocio predominante es de minoristas, es decir, de pequeños clientes, que tiene una volatilidad menor y, por lo tanto, necesita menos recursos propios. El sector justifica sus bajos índices de capital con el pretexto de que van dirigidos en créditos a minoristas, pero, aun así, los expertos recomiendan que lo amplíen para que se recuperen los rendimientos.

El capital de los bancos españoles solo está igualado al de los búlgaros, y queda en una ratio inferior al de los italianos, con el 13,2% o los alemanes, con el 14,5%, que es similar al que tienen los franceses. De hecho, el nivel de capitales de reserva de la banca española no es aceptable para la que es la cuarta economía de la Unión Europea.

En este caso, para elaborar su informe, el organismo ha analizado los 12 bancos más grandes del país: Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankia, Bankinter, Cajamar, Kutxabank, Liberbank, Unicaja, Abanca e Ibercaja. @mundiario

La banca española enfrenta la crisis con el nivel de capital más bajo de Europa
Comentarios