Buscar
SEMrush

El balde de bitcoin: KFC se suma a la fiebre de las criptomonedas

La cadena de comida rápida ha decidido embarcarse en la aventura de los pagos con activos digitales en algunos restaurantes de Canadá.

El balde de bitcoin: KFC se suma a la fiebre de las criptomonedas
KFC y Bitcoin. metro.co.KFC y Bitcoin. / metro.co.uk
KFC y Bitcoin. metro.co.KFC y Bitcoin. / metro.co.uk

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Sociedad y la edición AMÉRICA. @mundiario

Las criptomonedas han llegado para quedarse. Las empresas continúan posando la vista sobre el boom financiero del momento y ahora es KFC quien se suma a la aventura. La cadena de comida rápida especialista en pollo ha anunciado que comenzará a aceptar pagos en bitcoin en algunas de sus tiendas en Canadá.

La jugada busca engancharse al fenómeno económico del momento para atraer más seguidores. “Claro, no sabemos exactamente qué son los Bitcoins ni cómo funcionan, pero eso no debería interponerse entre un delicioso pollo como para chuparse los dedos y tú.”, dice uno de los eslóganes de la promoción llamada The Bitcoin Bucket o el Balde de Bitcoin.

 

En esa línea, los representantes de la firma han explicado que las compras con la moneda digital no podrán realizarse al ordenar desde la sucursal de KFC más cercana –como es costumbre- sino que los pagos deberán realizarse a través de BitPay. Con la compra lista, la cubeta de pollo será entregada en la dirección de preferencia de su comprador.

Asimismo, KFC ha detallado que el Bitcoin bucket se venderá por un tiempo limitado y su valor relativo será de $20. En ese sentido, para aprovechar la promoción será necesario trasladar el equivalente al precio del día la criptomoneda más famosa. Al momento de escribir este artículo el balde de pollo tenía un costo menor a 0,001 BTC.

La noticia llega en medio de la creciente revolución de las monedas virtuales. Esta misma semana el gigante de la fotografía Kodak anunciaba que lanzaría su propia criptomoneda centrada en los derechos de autor de las imágenes. Lo propio habían hecho hace unas semanas los representantes de la plataforma de mensajería instantánea Telegram, que no han escondido su interés por crear un activo digital que pueda ayudar a ciudadanos de países con gobiernos opresivos a transferir dinero sin que se enteren las autoridades regulatorias. @mundiario