La ausencia de Euskadi y Navarra y las peticiones de Cataluña condicionan la financiación autonómica

María Cadaval. / Mundiario
María Cadaval. / Mundiario
A Asturias y a Galicia les conviene buscar alianzas y trazar consensos, porque van a conseguir poco si van a una reforma del sistema en solitario, dijo la profesora María Cadaval en Oviedo.
La ausencia de Euskadi y Navarra y las peticiones de Cataluña condicionan la financiación autonómica

La ausencia de Euskadi y Navarra en el sistema de reparto y nivelación, amparadas en su régimen foral, y las reivindicaciones de Cataluña con vistas a un sistema similar al vasco condicionan la financiación autonómica, cuya reforma lleva varios años pendiente.

Hay comunidades autónomas que no tienen prisa ante la reforma, tal vez porque tienen poco que ganar, pero otras sí, entre ellas Cataluña, una de las más endeudadas.

En una conferencia titulada Alianzas y consensos en el camino: de Asturias a la Declaración de Santiago y más allá, la profesora de economía de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), María Cadaval, destacó la complejidad de la reforma de la financiación autonómica en España. La conferenciante, colaboradora de MUNDIARIO, fue presentada por el síndico mayor del Principado de Asturias, Roberto Fernández Llera.

Durante el evento celebrado en la sede del Real Instituto de Estudios Asturianos (RIDEA), María Cadaval expresó la necesidad de que Asturias y Galicia, en particular, busquen alianzas y consensos, ya que una reforma en solitario podría resultar poco efectiva. La experta argumentó que ocho autonomías firmantes de la Declaración de Santiago en noviembre de 2021 –Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura y La Rioja– deben unirse para ejercer un peso representativo en la toma de decisiones sobre la futura financiación autonómica.

La Declaración de Santiago, una referencia

María Cadaval enfatizó que estas ocho autonomías comparten la necesidad de reequilibrar el reparto de recursos para financiar servicios básicos, dado que su capacidad tributaria está por debajo de la media nacional. La profesora de la USC abogó por revitalizar la alianza manifestada en la Declaración de Santiago, sugiriendo que los firmantes deberían reafirmar su compromiso en aras de fortalecer su posición en el debate, ya que otras autonomías ya están tomando posiciones ante esta discusión.

En cuanto a la participación de Euskadi y Navarra en el sistema de reparto y nivelación, Cadaval reconoció la dificultad de incorporarlas, pero insistió en su importancia como pilar de la reforma. A pesar de las presiones políticas, sugirió la posibilidad de determinar el "coste efectivo de las prestaciones de los servicios básicos" y abogó por la intervención de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) para garantizar un control efectivo.

Roberto Fernández Llera, Javier Juanceda y María Cadaval. / Mundiario
Roberto Fernández Llera, Javier Juanceda y María Cadaval. / Mundiario

Además, María Cadaval propuso recuperar el protagonismo del Fondo de Compensación Interterritorial (FCI), destacando su disminución desde 2008 y su impacto en la inversión. La recuperación de recursos para este fondo se presenta como una medida clave para abordar las disparidades territoriales y garantizar una distribución equitativa de los recursos.

En conclusión, la conferencia puso de manifiesto la complejidad de la reforma de la financiación autonómica en España y la importancia de la colaboración y alianzas entre las autonomías para lograr consensos efectivos en este desafiante proceso de reequilibrio fiscal. @mundiario

Comentarios