Buscar

MUNDIARIO

El aumento pactado de los salarios en España bajó al 1,94% en julio

Según los datos publicados este viernes por el Ministerio de Trabajo, el número de convenios colectivos se situó en 2.626, unos 310 menos que en julio de 2019. Sin nuevos salarios, no habrá estímulo al mercado laboral.
El aumento pactado de los salarios en España bajó al 1,94% en julio
Unai Sordo, secretario general de CC OO. / Twitter
Unai Sordo, secretario general de CC OO. / Twitter

El elemento más importante de la vida nacional, que tiene a la sociedad española a la expectativa, es actualmente objeto de un intenso proceso de negociación y conversaciones más políticas que laborales entre los grupos sindicales que controlan el monopolio del empleo en las grandes empresas del país. Los salarios son un punto central en la agenda de España, y todavía más con el actual estado combinado de recesión, crisis económica y pandemia.

Y es que al incremento salarial medio pactado para los convenios colectivos con efectos económicos conocidos y registrados en los siete primeros meses del año bajó al 1,94 %, tras cuatro meses consecutivos en el 1,96 %, una cifra que se sitúa 0,35 puntos por debajo de la del mismo período de 2019.

Esto implica que la liberación de fondos destinados al financiamiento de nuevas partidas presupuestarias públicas y privadas procedentes de créditos bancarios para la liquidez directa de los pagos de ajustes en todas las escalas salariales podría no superar los 1.100 euros mensuales. El salario mínimo actual en España es de unos 1.050 euros.

Según los datos publicados este viernes por el Ministerio de Trabajo, el número de convenios colectivos se situó en 2.626, unos 310 menos que en julio de 2019, pero 376 más que en febrero de este año, antes de que empezara la pandemia de coronavirus.

Por lo tanto, no todos los trabajadores españoles se verán beneficiados con esa política debido a la fuerte contracción financiera que los sindicatos indujeron dentro de la negociación, aunado a las distorsiones estructurales de la economía que afectan el flujo de caja de las empresas debido a la crisis de la Covid-19.

El desempleo en España ronda el 14,5% y solo en marzo, al inicio de la pandemia, más de un millón de personas perdieron sus trabajos. De no darse este incremento salarial en compañía con nuevas políticas de estímulo del Gobierno a las empresas y a sus inversiones, el paro podría llegar al 20% al final de año, justo cuando apenas empieza el ciclo de recesión en la economía española, declarado oficialmente el viernes de la semana pasada. @mundiario