Así piensa la Unión Europea reducir la dependencia energética de Rusia

Bandera de la Unión Europea. / Pixabay
Bandera de la Unión Europea. / Pixabay

Los Veintisiete han adoptado una serie de medidas basadas en la concienciación ciudadana, las restricciones en el termostato y el fomento de la movilidad sostenible.

Así piensa la Unión Europea reducir la dependencia energética de Rusia

El objetivo de la Unión Europea sigue siendo el mismo de hace algún tiempo; reducir la dependencia de los combustibles fósiles de Rusia y garantizar la seguridad de suministro en el continente. Por consiguiente, el ahorro energético es la meta a corto plazo y ha traído consigo un conjunto de medidas basadas en concienciación ciudadana, restricciones en el termostato en edificios públicos y el fomento de la movilidad sostenible impulsada por el uso de las bicicletas.

Asimismo, los planes como el “Repower EU”, de la Comisión Europea, o el de ahorro y eficiencia energética de la Administración General del Estado, recién aprobado por el Gobierno, incorporan estas campañas, pero no quiere decir que es la solución definitiva ante la crisis de precios, la inflación y la incertidumbre geopolítica desencadenada por la guerra en Ucrania. De hecho, Bruselas está debatiendo las interconexiones eléctricas y gasistas, especialmente entre España y Francia, consideradas esenciales  para mejorar la solvencia energética de la región.

En este contexto, los expertos coinciden en que los efectos positivos de incrementar la interconexión entre países no se sentirán este invierno. Por tanto, los Estados miembros de la UE se han servido de fórmulas para que la ciudadanía y las empresas contribuyan a preparar el almacenamiento de gas para los meses más fríos de este 2022.

España y el ahorro energético

Italia fue uno de los primeros países dependientes del gas ruso en adoptar medidas de ahorro energético. Sin embargo, ahora se suma España, que desde esta semana cuenta con un plan de ahorro y eficiencia energética aprobado por el Consejo de Ministros.

De igual forma, el documento contempla el refuerzo del teletrabajo y el fomento de instalaciones de autoconsumo, relacionadas siempre en el marco de la Administración General del Estado y las entidades del sector público estatal.

Por su parte, la presidenta de Asociación de Usuarios Financieros (Asufin), manifestó a la agencia EFE que, el ser “más sostenibles significa también bajar más la temperatura, aunque ello suponga que en invierno tengamos que abrigarnos un poco más en casa. O que en verano tengamos que refrescarnos de forma alternativa al aire acondicionado”. @mundiario

Así piensa la Unión Europea reducir la dependencia energética de Rusia
Comentarios