Así mejoró el Gobierno las condiciones laborales de las empleadas del hogar

Empleada del hogar. / Twitter
Empleada del hogar. / Captura de pantalla

La “normativa feminista” reconoce el derecho a paro de las empleadas domésticas, lo que las equipara con los trabajadores que no son autónomos.            

Así mejoró el Gobierno las condiciones laborales de las empleadas del hogar

Este martes se redujo la brecha de desigualdad que giraba en torno a las empleadas del hogar. Y es que, el Consejo de Ministros aprobó el real decreto que les permitirá a las mismas el subsidio por desempleo y les ofrecerá mayor protección frente al despido.

De acuerdo con Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, desde este martes las empleadas del hogar “tendrán derecho a las prestación contributiva de desempleo y a todas las prestaciones asistenciales que están vigentes en el ordenamiento jurídico laboral”, una medida que ha sido solicitada durante años por este colectivo y por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y con la que, según el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se pondrá fin a “una injusticia absolutamente inaceptable”.

De igual forma, Díaz ha detallado que será obligatorio para las trabajadoras del hogar cotizar por desempleo y al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) a partir del 1 de octubre, mientras se mejoran sus condiciones laborales en materia de contratos, despidos y seguridad laboral.

¿Cuáles son las mejoras?  

Además de lo anterior, se incorpora a las trabajadoras domésticas a la prevención de riesgos laborales. De hecho, la ministra de Trabajo declaró que también se ha incluido en el real decreto una disposición adicional para desarrollar el estudio de enfermedades profesionales.

Asimismo, se aprobará un sistema de bonificaciones a las cotizaciones del colectivo para limitar el coste a los empleadores y se restringirán las causas que justifiquen el desistimiento, una norma que impide despedir sin causa justificada.

Norma feminista

Díaz ha catalogado esta norma como feminista, puesto que el colectivo está conformado “en un 95% por mujeres”, sin embargo, también poseen otras características, como por ejemplo que 130.000 de las 373.000 empleadas de las que hay constancia en España tienen más de 55 años, es decir, que “ocho de cada diez mujeres tienen edades que dificultan el desempeño de sus tareas”.

De acuerdo con la ministra de Trabajo, el 44% son extranjeras, siendo Colombia, Rumanía y Honduras los principales países de origen. Además, en España la distribución territorial del sector es desigual, concentrando a un 27% en la Comunidad de Madrid. @mundiario

Así mejoró el Gobierno las condiciones laborales de las empleadas del hogar
Comentarios